Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Begpackers', los mochileros blancos que mendigan para... pagarse las vacaciones

'Begpackers', los mochileros blancos que mendigan para... pagarse las vacacionesTwitter

Cada vez es más frecuente ver a turistas blancos pidiendo limosnas por lugares como Bangkok, Malasia o Laos. Se les conoce como 'begpackers' y su objetivo es conseguir el dinero suficiente para financiarse sus viajes y así poder recorrer el mundo.

La moda de los mochileros blancos tocando música en la calle o mendigando para financiar sus viajes va en aumento. A esta tendencia se la conoce como ‘begpacking’ y se ha visto principalmente en los países del sudeste asiático como Tailandia, Singapur y Malasia, informa The Independent.

Las imágenes que circulan por Internet son de viajeros blancos que venden postales y tocan la guitarra con carteles como: "Estoy viajando por Asia sin dinero. Por favor, apoyen mi viaje". Los lugareños están molestos por la creciente presencia de occidentales pidiendo dinero en la calle para viajar.

Y es que la imagen de un joven privilegiado pidiendo dinero a los locales en un país donde muchos luchan por sobrevivir, resulta tremendamente chocante.  Sin embargo, este tipo de viajeros recorren el mundo pidiendo dinero para poder continuar con su aventura y, de hecho, creen que es una gran idea.
Que no te extrañe si un día visitas Laos o Malasia y te encuentras con un joven blanco, con ropa de marca y un Macbook en la mochila, mendigando. Eso sí, no lo hacen de cualquier forma. Algunos optan por vender fotografías o pulseras. Otros prefieren tocar la guitarra y, unos pocos, se dedican únicamente a sostener un cartel en el que piden financiar sus viajes.
Una mujer de Singapur, Maisarah Abu Samah, publicó unas fotografías en Twitter de estos mochileros. Escandalizada pudo captar a varios turistas pidiendo limosnas en una misma calle.
“Encontramos muy extraño que se pida dinero a otra gente para pagar un viaje. Vender cosas en la calle o pedir no está bien considerado en nuestro país. Y estos jóvenes no tienen pinta de tener ninguna necesidad, tienen equipamientos muy caros como el amplificador para tocar la guitarra. La gente que lo hace tiene necesidad real, ellos piden para comprar comida, pagar la escuela de sus hijos o las deudas. Pero no para algo que es un capricho o un lujo”, explicó la mujer a France24.