Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Becerril pide a los organizadores de manifestaciones que "aíslen" a los violentos

Soledad Becerril, la Defensora del Pueblo. foto: EFEEFE

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha pedido a los organizadores de manifestaciones que intenten "separarse" de los que perpetran actos violentos, "mental y físicamente" y que los "aíslen", y ha puesto como ejemplo a un grupo de estudiantes de la Universidad Complutense que "echaron a un grupo que era agresivo".

La exministra y exalcaldesa de Sevilla ha afirmado que comparte la preocupación de la regidora madrileña, Ana Botella, y de otros alcaldes por el centro histórico de las ciudades, pero no se ha pronunciado sobre su propuesta de sacar de él las manifestaciones. "Es difícil, yo no estoy en el Ejecutivo", ha alegado en una entrevista en la Cadena Ser.
Becerril no se ha pronunciado sobre el análisis del Ministerio de Interior según el cual existe una escalada de violencia que pretende desestabilizar el Estado de Derecho. "Es posible, no sé cuáles son los intentos, no me dedico a esta investigación", se ha limitado a decir.
No obstante, ha hecho hincapié en que tachar de "violencia" las "agresiones brutales" contra la Policía que se produjeron tras las marchas del 22M le parece poca cosa. Y ha subrayado que esa condena es independiente de su defensa del derecho de manifestación.
"Lo defiendo desde los años sesenta y tantos", ha remarcado, añadiendo además que, precisamente gracias a que España es una democracia se puede discutir incluso sobre si se puede "ir a una manifestación y pegar a un policía". "Mi posición es clara y es que mi libertad termina donde empieza la suya, que tiene al menos tantos derechos como yo", ha remachado.
Tampoco ha querido pronunciarse sobre el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana, hasta que su elaboración no esté en la recta final y está siendo objeto de debate por otros órganos.
Becerril ha asegurado que la tasa de respuesta de las administraciones a sus preocupaciones es "muy alta" en parte porque "están obligados por la ley" y la advertencia de que su falta de respuesta puede ser comunicado al fiscal les "produce un poquito de pánico terror".
UN 78% DE SUS RECOMENDACIONES SON ATENDIDAS
Pero además, ha asegurado que desde 2012 han caído las administraciones que no colaboran y que hoy lo hacen "casi todas". Y según sus cifras, en un 78 por ciento de las ocasiones atienden sus recomendaciones y "rectifican".
Becerril ha defendido el papel de la institución, que "protege y defiende" y ha puesto en valor que hoy en día el Defensor "alza su voz como no la ha alzado en años anteriores".
Para la Defensora, la principal amenaza que se cierne hoy sobre España es el desempleo, porque tiene una "cadena enorme de consecuencias". A su entender, la situación económica "parece ir un poquito mejor", así que ha deseado que en 2014 "los datos económicos generales se traduzcan en que la gente encuentre empleo", porque eso sería "un alivio grande".
Becerril ha criticado además que se descalifique toda la actividad política, en lugar de "afinar" y apuntar sólo contra quienes lo hacen mal. Además, ha elogiado a quienes se dedican a la actividad pública, sobre todo en ayuntamientos, aparcando sus carreras, "sus doctorados o sus familias".
HOMENAJE A SUÁREZ
"La descalificación no, que nos ha costado mucho la democracia y tenemos no sólo que mantenerla sino transmitirla en buenas conficiones a los jóvenes", ha dicho Becerril, que fue la primera ministra de la democracia con Adolfo Suárez.
Se ha referido al expresidente fallecido subrayando que cada vez se le reconocerá "más trascendencia en la historia de España". Sobre la presencia del presidente ecuatoguineano en el funeral de Estado, se ha limitado a decir: "Unas personas nos parecen mejor, les tenemos mas simpatía y a otras menos".