Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barriocanal (CEE) afirma que la Iglesia ya rinde cuentas pero no tiene inconveniente en "informar más y en otro sitio"

El vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, ha explicado que la Iglesia Católica ya rinde cuentas sobre el dinero que recibe a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) mediante la memoria anual que presenta ante la Dirección General de Relaciones con las Confesiones, pese a lo que no ha mostrado inconveniente en "informar más y en otro sitio".
Giménez Barriocanal respondía así, en una entrevista en la SER recogida por Europa Press, a la petición de cinco consejeros del Tribunal de Cuentas de que se fiscalice por parte de este organismo la asignación del 0,7 por ciento a la Iglesia.
Según ha explicado el vicesecretario de Asuntos Económicos de la CEE, la institución "siempre ha estado a favor de cumplir la ley y ha hecho todo lo que se le ha pedido en materia de transparencia y fiscalización". En este sentido, ha recordado que a partir de 2007 se acordó con el Gobierno que presidía José Luis Rodríguez Zapatero la presentación en la Dirección General de Relaciones con las Confesiones de una memoria anual.
"Entregamos más de 500 folios auditados por una auditoría internacional de prestigio donde explicados a qué se destina ese dinero y cuál es el servicio que se presta a la sociedad", ha indicado Barriocanal.
Al ser preguntado si estaría a favor de que el Tribunal de Cuentas comenzase a fiscalizar a la Iglesia Católica, ha explicado que este órgano "fiscaliza a entes públicos como la Corona o el Consejo General del Poder Judicial, entre otros" y aunque tiene la "capacidad de fiscalizar dinero público y se hace con conciertos y subvenciones", la asignación tributaria como la que reciben a través de la casilla de la declaración de la Renta es "jurídicamente diferente". Esta asignación, ha indicado, "la decide el contribuyente, no la decide el Gobierno".
En cualquier caso, ha indicado, la Conferencia Episcopal "no tiene ningún inconveniente en cumplir la legislación y con lo que en cada momento le corresponda a cualquier ciudadanos". Ha recordado que por parte de la CEE se da cuenta del "destino del dinero, en qué se está gastando y en qué revierte a la sociedad".
En cuanto a la capacidad de la Iglesia para autofinanciarse, Barriocanal ha recordado el propósito de la institución para conseguir "sus propios recursos y mecanismos para su sostenimiento y se está avanzado en esa línea", aunque ha defendido "el sistema actual de colaboración".
Sobre el pago del IBI, el representante de los Obispos ha recordado que "la Iglesia católica paga el mismo que todas las confesiones religiosos que las federaciones deportivas o asociaciones de interés público. "Existe una ley de mecenazgo y hay que ver qué se hace con ese dinero, si se está enriqueciendo alguien o se está haciendo un bien a la sociedad y para eso hacemos la memoria", ha concluido Barriocanal.