Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona prohíbe la apertura de nuevos hoteles en el centro de la ciudad

Un pleno, un plan de alojamientos turísticos que sale adelante, el llamado PEUAT, y un conflicto que sitúa al turista en el centro y que enfrenta por el espacio urbano a vecinos y al sector hostelero. Con el nuevo plan del ayuntamiento aprobado este viernes, en el centro de la ciudad de Barcelona, más próxima al puerto, no podrán construirse nuevos hoteles ni ampliar los que ya existen. En un área más retirada, en el interior, sólo se permitirá la apertura de nuevos complejos en sustitución de los que causen baja. En el resto, ya a las afueras, sí se permiten nuevas aperturas pero dentro de unos límites. Barcelona  es la séptima ciudad con más turistas de Europa, la primera en España, con más de siete millones y medio de visitantes en hoteles y otros alojamientos, incluidos los pisos de la discordia, durante el último año. La gestión turística es el segundo problema que más preocupa a los barceloneses, por detrás del paro y las condiciones laborales. Con otras cifras, como el abandono de residentes, 106 al mes, en barrios como Ciutat Vella, dentro del área ahora restringida. Según vecinos y plataformas populares, entre los motivos está esa presión turística descontrolada que ha incrementado el precio de la vivienda y destruido gran parte del comercio de proximidad, entre otras causas. Desde el otro lado, el nuevo plan del ayuntamiento de Colau paraliza una treintena de proyectos de nuevos hoteles que, según la oposición y el sector hostelero, traerá un alud de demandas y la pérdida de empleo y de futuras inversiones.