Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban urge a intensificar con "mayor" determinación la lucha contra el cambio climático y ayudará a ello tras retirarse

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha subrayado que los desafíos del cambio climático se intensifican "más que nunca" por lo que ha llegado el momento de actuar "juntos" para proteger el planeta "con una determinación aún mayor".
Con motivo del primer día del segmento de alto nivel y la apertura de la Primera Reunión de las Partes del Acuerdo de París (CAM1) en la XXII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático que se celebra en Marrakech, Ban ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha insistido en que "no hay plan B" porque no hay otro planeta y ha asegurado que no dice tal afirmación como secretario general de la ONU sino "como ciudadano del mundo".
Esta es la última vez que Ban Ki Moon participa como secretario general de la ONU en una COP, pues próximamente será sucedido en el cargo por el portugués Antonio Guterres.
En la rueda de prensa, acompañado por la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU, Patricia Espinosa, ha insistido en que "ningún país, independientemente de sus recursos o su poder está a salvo de los efectos del calentamiento global". "Por ello, el Acuerdo de París era una necesidad y una obligación", ha defendido Ban.
Ante este reto, el secretario general ha manifestado que para él la acción climática ha sido una "prioridad desde el primer día" en que asumió el máximo cargo de la ONU y ha mostrado su convencimiento de que su sucesor "seguirá avanzando con la ONU en este sentido, con energía y determinación por el bien del planeta y de toda la humanidad".
En todo caso, con tono de despedida ha prometido que incluso después de su retiro "nunca" parará de trabajar con las Naciones Unidas, con sus colegas y con los líderes mundiales para asegurar que el Acuerdo de París sobre el cambio climático se aplique plenamente y para hacer que tanto el mundo como sus habitantes sean más seguros, más sanos y más prósperos".
Por su parte, Espinosa ha destacado que el Acuerdo de París ha entrado en vigor en un tiempo récord. "Tenemos un marco, escenario y objetivos claros", ha concluido.