Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cuerpos de Laura y Marina presentaban quemaduras y estaban enterradas en cal viva

Los cuerpos de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, encontrados en la tarde de ayerpor un vecino en el nacimiento del río Huécar presentaban quemaduras y habían sido enterrados en cal viva. Sergio, el exnovio de una de ellas con antecedentes por maltrato, sigue en paradero desconocido y todas las miradas apuntan hacia él. El Ayuntamiento de Cuenca ha decretado tres días de luto oficial por la muerte de las chicas.

Laura  y Marina desaparecieron el jueves pasado cuando iban a casa de Sergio, exnovio de Marina. Desde entonces nada se sabía de ninguno de los tres. Sus móviles no tenían actividad y la única pista era el coche de Laura, aparacado cerca de casa de Sergio.
Tras el hallazgo de los cuerpos de las chicas sigue sin saberse nada de Sergio, cuya casa estaba registrando ayer por la tarde la policía. Sergio, con antecedentes por maltrato a una pareja anterior podría haber huido a Italia.
Los cuerpos de Laura y Marina, hallados por un vecino, presentaban quemaduras y habían sido enterrados en cal viva. Los culpables intentaron así hacerlas desaparecer. Los investigadores creen que están muertas desde el primer día de su desaparición, el pasdo jueves.
Según ha informado el Ayuntamiento de Cuenca en nota de prensa, las banderas de los edificios municipales ondearán a media asta en señal de luto por las muertes de las dos jóvenes durante los tres días de luto.
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha trasladado su más sentido pésame a las familias de las jóvenes y ha puesto su disposición todos sus medios.