Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ayuda a la Iglesia Necesitada, sorprendida y preocupada tras el fin de semana sangriento contra los cristianos en Egipto

El director de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en España, Javier Menéndez Ros, ha mostrado su preocupación, dolor y sorpresa tras el fin de semana sangriento para los cristianos en Egipto, que este domingo fueron víctimas de un atentado en la Catedral copta de El Cairo que dejó 25 personas muertas y medio centenar de heridos.
"Lo recibimos con preocupación y muchísimo dolor, como no puede ser menos con cualquier atentado", ha subrayado Menéndez Ros en declaraciones a Europa Press. En concreto, ha explicado que les ha sorprendido este ataque ya que desde que Abdelfatá al Sisi está en el poder se ha vivido "un periodo de relativa calma" gracias a la ilegalización de los Hermanos Musulmanes.
Esta situación contrastaba con la época de Mohamed Mursi, que pertenecía a los Hermanos Musulmanes, un periodo en el cual, según ha recordado Menéndez Ros, se produjeron en Egipto muchos ataques a iglesias católicas y ortodoxas, asesinatos y secuestros de jóvenes con el objetivo de forzarlas al matrimonio. "Fue una etapa absolutamente negra, fue terrible, por eso ahora sorprende este ataque", ha señalado.
Según ha apuntado el director nacional de AIN, quizá el único motivo político de este atentado son las acusaciones vertidas sobre la comunidad copta ortodoxa de haber apoyado el advenimiento del régimen de Al Sisi y colaborado en la expulsión de los Hermanos Musulmanes. En cualquier caso, insiste en que se trata de un atentado "cobarde y brutal" que "hace mucho daño a la comunidad cristiana".
De acuerdo con el Informe de Libertad Religiosa en el mundo presentado recientemente por AIN, se había producido en los últimos años una mejoría de la libertad religiosa en Egipto pero, al mismo tiempo, un cambio en los autores de los ataques.
Según precisa Menéndez Ros, antes de Mursi, cuando Mubarak ostentaba el poder, existían "muchas discriminaciones" hacia los cristianos hasta el punto de que para querer reparar o construir una iglesia, era necesario el permiso expreso del propio presidente del país.
Ahora, los autores de los ataques a la libertad religiosa son grupos terroristas que ya no solo atentan contra un cuartel de la Policía o contra los militares sino contra "civiles que están celebrando misa en una iglesia". Y aunque, según puntualiza, hay medidas de seguridad como vigilantes armados, es más difícil impedir un atentado. Por ello, constata que los cristianos están "muy indefensos".
Mientras, en otros países como Irak o Siria, el director de AIN en España afirma que existe "una cierta esperanza limitada" por los avances contra el DAESH pero al mismo tiempo "mucha preocupación" ya que estos terroristas tienen "la capacidad más que probada de actuar en cualquier lugar del mundo". "El problema del DAESH no es solo Siria o Irak sino quién les financia, de dónde obtienen armas y qué es lo que pretenden", ha advertido.
1 DE CADA 3 VIVEN EN PAÍSES SIN LIBERTAD RELIGIOSA
Según el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2016 de AIN, una de cada tres personas en el mundo vive en un país sin libertad religiosa y 38 países sufren persecución o discriminación. El estudio analiza la situación de la libertad religiosa en los 196 países que existen y constata que, durante el periodo analizado --desde junio de 2014 hasta el mismo mes de 2016--, el 20% de los países han sufrido "graves ataques" a la libertad religiosa.
En concreto, pone de manifiesto que 38 países padecen estas violaciones, de los cuales 23 sufren persecuciones, es decir que "existe una campaña activa para exterminar, expulsar o someter a un determinado grupo religioso", y 15 sufren discriminación, como consecuencia de leyes que marginan a los fieles de una religión.
En el primer grupo de países en los cuales los habitantes son perseguidos por seguir una confesión se encuentran, entre otros: Afganistán, Arabia Saudí, Corea del Norte, China, Irak, Kenia, Libia, Nigeria, Siria y Somalia. Mientras, entre los que sufren discriminación se encuentran: Argelia, Egipto, Irán, Kazajastán, Maldivas, Qatar, Turquía, Ucrania o Vietnam.