Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Automovilistas y víctimas de tráfico aplauden las nuevas medidas de Interior pero piden otras de mayor calado

Reclaman campañas de "reeducación y concienciación" y un Plan de Seguridad Vial que cuente con todos los colectivos implicados
Automovilistas y víctimas de accidentes de tráfico han celebrado este martes 31 de enero que el ministro del Interior, Ignacio Zoido, haya anunciado 15 medidas para reducir las cifras de siniestralidad registradas en 2016, entre las que destacan la colocación de 60 nuevos radares fijos, el aumento de cámaras de vigilancia para el uso del cinturón y el refuerzo los tramos peligrosos con avisadores de velocidad.
En este sentido, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, valora "muy positivamente" las propuestas de Zoido, pero, según ha explicado a Europa Press, echa "en falta un balance sobre las medidas que estaban previstas en el Plan de Seguridad Vial para el año 2020, para poder determinar y monitorizar cuáles de los indicadores previstos no se han cumplido y cuáles son las medidas correctoras más adecuadas que hay que aplicar".
"Desde el año 2008 no se está haciendo seguimiento, o no un seguimiento público, de los indicadores que ya estaban previstos. Lo único que hay que hacer es seguir la hoja de ruta prevista y ver las desviaciones que se han podido producir, porque sino todas estas medidas anunciadas pueden convertirse en meros parches para acallar la opinión pública", ha argumentado.
Por su parte, el director de la Asesoría Jurídica del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), Eugenio de Dobrynine, ha declarado que "todas las medidas" que se tomen para reducir la siniestralidad en carretera "siempre son bienvenidas", aunque ha advertido de que "luego está la dificultad de su puesta en funcionamiento" porque la gran parte de ellas "requieren la colaboración" de otras entidades o administraciones. Es el caso, como ha concretado a Europa Press, del incremento de las señalizaciones verticales o la instalación de cruces inteligentes que avisan de la presencia de un vehículo.
Asimismo, De Dobrynine considera "muy adecuado" lo referente a la optimización de los radares --se colocarán 60 nuevos--, así como ha calificado de "medida interesante" la advertencia de prohibición con una línea continua doble en lugar de simple para reforzar la seguridad en las zonas de adelantamiento con mayor siniestralidad, ya que "puede concienciar más al conductor". De esta forma, ha hecho una "valoración positiva" y ha argumentado que "todo esto suma" en la lucha contra el aumento de la siniestralidad.
Por parte de la Plataforma Motera para la Seguridad Vial, la vicepresidenta, María José Alonso, ha afirmado que, "en rasgos generales no están mal las medidas", aunque, como ha indicado a Europa Press, le hubiera gustado que el ministro del Interior hubiera ampliado su explicación sobre la guía de buenas prácticas técnicas en travesías y tramos urbanos ya que "a nivel municipal "se están haciendo ciertas cosas que no son del todo buenas como los pasos elevados de peatones o los resaltos".
"Me parece muy bueno", ha asegurado en alusión al refuerzo en la señalización y los nuevos estudios sobre los puntos negros en carretera. "Va siendo hora de que las medidas para estos puntos negros no sean solo señalizarlas, sino que se auditen y si es necesario que se modifique el trayecto de la vía", ha defendido Alonso, para después destacar lo positivo de la colocación de lectores de matrícula en 15 pórticos de paneles de mensaje variable para que, en caso de que la velocidad media exceda el límite permitido, se avise al conductor mostrando junto al mensaje 'modere su velocidad' la matrícula del vehículo. Así, ha hecho hincapié en la necesidad de "incidir en campañas de reeducación y concienciación".
Al mismo tiempo, el presidente de Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, ha hecho hincapié en que para ellos es "algo positivo que buena parte de las medidas que se van a adoptar impliquen mejoras de las infraestructuras que han sido las gran perjudicadas y olvidadas por la crisis". No obstante, ha mostrado su rechazo por que se hayan "planteado sin reuniones previas" con colectivos implicados en la materia, así como echa "en falta medidas concretas" para la motoristas.
TODAS LAS MEDIAS SON "ACERTADAS"
Ramón Ledesma, que forma parte del Consejo asesor de la Fundación PONS Seguridad Vial, ha afirmado que "todas" las medidas presentadas por el ministros son "acertadas" porque "centran el debate de la seguridad vial en dónde está el problema; en el escenario; y en los actores productores de los accidentes". No obstante, ha avisado de que no hay que "llevarse a engaño" ya que estas son estrategias de ámbito técnico y "los grandes avances en seguridad vial se producen con medidas de carácter político".
"Son las que tienen que venir probablemente con el Pacto de Estado y las reformas normativas que ha anunciado el ministro", ha señalado Ledesma, que ha agregado que es en ese marco donde, por ejemplo, deben plantearse posibles cambios en la reordenación institucional de la seguridad vial y los límites de velocidad en carretera convencional. Además, a su juicio, es necesario "fijar como objetivo" una reducción del 20% en la siniestralidad para 2020, así como adoptar medias encaminadas al ámbito urbano.
Desde la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme) celebran y apoyan "todas las medidas" anunciadas por el ministro del Interior. En concreto, la asociación valora "muy positivamente" el incremento de presupuesto para combatir la siniestralidad vial, sobre todo en las carreteras convencionales, "donde se pierden tantísimas vidas al año".
"Creemos, además, que los nuevos criterios para la ubicación y gestión de radares pueden contribuir, por un lado, a dar más credibilidad a dichos radares, al encontrarse solo en puntos de riesgo y a que la opinión pública descarte la idea de que su ubicación es recaudatoria; y por otro, efectivamente, a reducir la siniestralidad en dichos puntos de más riesgo", ha destacado.
Además, ha asegurado haber sentido "un reconocimiento" a su labor, "al incluir campañas de concienciación con testimonios reales de víctimas de accidentes entre estas medidas anunciadas". "La educación vial debe ser continuada a lo largo de todo el ciclo vital", ha apostillado, para después agregar que espera "que de una vez empiecen a funcionar de forma común todos los Ministerios implicados en la seguridad vial".
Por último, el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, ha celebrado el "cambio de actitud importante" del Ministerio del Interior y de la DGT, porque "los últimos 5 años han sido perdidos en seguridad vial". Por eso, se muestra "conforme" con las medidas, pero espera que tras "unos meses y contando con todos los que tienen que ver en el tráfico", se pueda lanzar un plan de Seguridad Vial "con un alcance de varios años y medidas de mayor calado".
De esta forma, ha explicado que la movilidad futura vendrá con la conducción asistida y el vehículo autónomo, que "van a ir poco a poco tomando las ciudades y carreteras", por lo que "hay que empezar a planificarla". "La formación vial que se imparte ahora va a quedar rápidamente obsoleta, va a haber que invertir mucho en infraestructuras, en desarrollo y en vigilancia", ha zanjado.