Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los partidos de la oposición "alarmados" por el aumento de muertos en las carreteras

Vuelca la ambulancia en la que regresaba a casa tras recibir el altaEFE

Los portavoces parlamentarios de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de PSOE, CiU, IU y PNV creen que hay "motivos de alerta" ante el repunte de víctimas que se están registrando en las carreteras españolas en estos cinco primeros meses del año y, aunque de momento no piden el cese de la directora general de tráfico, María Seguí, porque creen que es "pronto" para ello, sí consideran que hay "suficientes motivos de alarma" para que se pongan en marcha más acciones de prevención.

Precisamente en la madrugada de este viernes se ha producido uno de los peores accidentes mortales en lo que va de año, con el fallecimiento de cinco menores que iban en un autobús escolar, que colisionó con una excavadora en Badajoz.
Además, este viernes entra en vigor la reforma de la Ley de Tráfico, que hará obligatorio el uso del casco de la bici a los menores de 16 años en ciudad, subirá las multas por conducir bajo los efectos del alcohol y drogas, prohibirá los radares, además de abrir la puerta a aumentar la velocidad en algunos tramos de autovías y autopistas hasta los 130 kilómetros por hora.
Un cambio de tendencia
En declaraciones a Europa Press, el portavoz del PSOE en la materia, Carles Corcuera, avisa de un posible "cambio de tendencia" en las estadísticas que reflejaban que las víctimas de tráfico se estaban reduciendo de forma progresiva.
Así, se atiene a los datos que se están recabando en marzo, abril, Semana Santa, y los de la Operación Salida del 1 de mayo, que a su juicio ponen en evidencia que ese "cambio de tendencia" puede que se acabe asentando en los meses venideros. Eso sí, cree que hay que esperar uno o dos meses más para ver si se mantiene ese aumento en la siniestralidad de las carreteras.
"La reforma va a permitir la subida de velocidad y con ella se incrementa el riesgo de aumentar la siniestralidad", alerta el diputado socialista catalán, al mismo tiempo que indica que la reforma se ha producido en un momento en el hay recuperación en la movilidad y, con ello, más vehículos en las carreteras.
"Hay cierta sensación de que la DGT no va a ser tan agresiva como en el pasado con la velocidad que puede propiciar esta nueva ley", insiste. Corcuera critica que en la reforma las sanciones han sido "muy duras" con el alcohol y las drogas pero "blandas" con los límites de velocidad.
En su opinión, todo esto puede conformar "una tormenta perfecta", si además se le une que España cuenta con un parque móvil antiguo, las carreteras tienen un mantenimiento "deficitario", junto con esa sensación general entre los conductores de que la DGT va a ser "permisiva" con la velocidad tras la entrada en vigor este viernes de la nueva Ley de tráfico.
"Deseamos que sólo sean repuntes puntuales. Somos cautos. No voy a pedir la dimisión de la directora de la DGT porque para que se pueda decir que hemos vuelto a un repunte tiene que ser sostenible en el tiempo. Ahora bien, las cifras que se están recogiendo son motivo de alerta importante", sentencia Corcuera.
Más acciones
El diputado de CiU, Pere Macias, que está a favor de la reforma de tráfico, aunque califica este primer trimestre de "malo" en cuanto al número de personas fallecidas en las carreteras españolas, prefiere no sacar conclusiones "precipitadas" frente a un posible repunte en las estadísticas.
"Hay razón para la preocupación siempre que hay un accidente. Pero de momento no sacaría consecuencias", señala, si bien sostiene que algunos de los factores que causan accidentes pueden considerarse como "motivos políticos de reprobar".
En este sentido, apunta a la "deficiente" conservación de las carreteras, la "mala" calidad del mantenimiento en la señalización, o el hecho de que siga creciendo la edad media de los vehículos y uno con más de diez años cause "más del doble de mortalidad" que los menores de cinco.
"Políticamente debemos trabajar para que el parque se renueve porque está demostrado que hay una relación directa", insiste el nacionalista catalán, a la vez que pide a la DGT más campañas de concienciación sobre la distracción en la conducción, "más que pedir responsabilidades" a la directora de la DGT. "Pido que se actúe y se dé respuesta a estos temas", subraya.
Una oportunidad perdida
Mientras, Ascensión de las Heras, de IU, valora que la nueva Ley de tráfico que este viernes entra en vigor representa una "oportunidad perdida" para el fomento de la movilidad con criterios de sostenibilidad medioambiental.
"Desincentiva el uso de la bici en cuidad, aunque finalmente se haya optado por la obligación de casco sólo para menores de 16 años, castiga al peatón y no incide en la educación vial como el mayor instrumento de control", agrega. A su juicio, esta reforma prioriza las medidas coercitivas que favorecen únicamente "la recaudación y la picaresca".
Frente al repunte de siniestralidad apunta también al deterioro del estado de las carreteras, así como a la mayor antigüedad de los vehículos en circulación.
"La falta de inversión en el mantenimiento de las carreteras por parte de las diferentes administraciones y la pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo los trabajadores de este país, pueden ser las causas que están detrás de este repunte de siniestralidad. La señora Seguí debe tomar buena nota y poner remedio de manera inmediata", concluye la parlamentaria de izquierdas.
Que cumpla sus tareas
Finalmente, el portavoz en la Comisión de Seguridad Vial del PNV, Joseba Agirretxea, no va a pedir la dimisión de la directora de la DGT, aunque si reclama y exige es que ésta cumpla con las tareas que le han sido encomendadas.
Con ello, espera que el repunte de la siniestralidad sea "coyuntural", y que no responda a que no se han tomado las medidas "oportunas".
En todo caso, solicita que las instancias competentes realicen un análisis de las causas que han provocado el aumento de la siniestralidad, y un mapa para poder realizar una fotografía concreta de los puntos negros en donde se han producido un mayor número de accidentes.
En cuanto a la reforma que este viernes entra en vigor, en su opinión se trata de una ley "necesaria" aunque está disconforme con ella porque durante su tramitación parlamentaria no se tuvieron en consideración las aportaciones del Grupo Vasco, especialmente teniendo en cuenta que Euskadi es competente en materia de tráfico.
Asimismo, Agirretxea no comprende el objetivo que se persigue con el establecimiento de un nuevo límite máximo de velocidad en función de unos requisitos y, con respecto al capítulo de sanciones, considera que el incremento de algunas de las cuantías de las multas son "excesivas", sobre todo en un momento de crisis económica como éste.
"Por supuesto que apoyamos que las infracciones se paguen, pero nos preguntamos si el Gobierno tiene un afán más recaudador que restaurador en este sentido", sentencia el parlamentario vasco.