Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta en 2016 el precio de compraventa de licencias de oficinas de farmacia en España

La estabilidad del mercado farmacéutico en España y una mayor demanda ha favorecido en 2016 un aumento de la actividad de compraventa de farmacias y una subida del coste de las licencias que dan derecho a ejercer la actividad de estos establecimientos, según datos de la asesoría Asefarma.
En concreto, mientras que en 2014 se vendían licencias por unos 300.000 euros y a principios de 2015 había ascendido a unos 395.000 euros, las licencias vendidas en diciembre de 2016 rondaban los 525.000 euros. Y la previsión de cara a los próximos meses es que el precio continúe subiendo moderadamente.
Asefarma cree que también ha contribuido a una mayor actividad de compraventa la facilidad en la concesión de préstamos por parte de las entidades financieras y la existencia de intereses bancarios bajos.
En cuanto a los compradores, se mantiene el perfil nuevo que empezó con la crisis del profesional de la industria, de edad madura (en torno a los 40-50 años) y que por un ERE u otro tipo de despidos contaba con cierta cantidad de dinero por indemnizaciones recibidas y quería invertir en farmacia para dedicarse a ella.
"El perfil que arrastramos es ése. Con la salvedad de que hoy, no quieren dejar atrás la industria por motivo de ERE o despido, sino porque quieren cambiar de vida y dedicarse a la farmacia", explican Paloma García-Mauriño, Directora Comercial de Asefarma y Pia Sarralde, responsable de procesos del área de Compraventa de farmacias de la asesoría.
Asimismo, se ha incrementado enormemente el perfil de farmacéutico que ya tiene farmacia pero quiere cambiarla por varias razones, bien por buscar una mayor facturación, un local más grande o un cambio en su calidad de vida.
"Otro tipo de comprador es aquél que hace algunos años se planteó la posibilidad de comprar farmacia pero no lo tenía muy claro y llegado este momento, se ha decidido. Y por último, un perfil que se ha mantenido es el del farmacéutico recién licenciado que quiere seguir el ejemplo de sus progenitores y dedicarse a la oficina de farmacia", añaden.
Y en cuanto a las principales demandas de los compradores, buscan facturaciones medias, horario de 8 horas, cierto recorrido y amplio local. "Hoy más que antes, que la farmacia tenga un local pequeño puede ser un cierto hándicap porque la tendencia es que cada vez se demande un mayor espacio en el que poder ofrecer servicios, atención farmacéutica y más exposición", ha explicado.