Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La violencia de hijos a padres crece de forma alarmante

Los problemas llegaron cuando comenzó a consumir cannabis. Necesitaba dinero pero ni su madre ni su abuela accedieron a dárselo. Por eso, este  chaval, entonces menor de edad, recurrió al maltrato psicológico. Pronto llegaron los empujones y los golpes, la violencia física. Su madre no supo cómo resolverlo y acabó denunciándole. Silvia vio cómo su familia se desmoronaba por la agresividad de uno de sus hijos: un menor hiperactivo con problemas de integración. Su hijo recurría a la violencia para suplir otras carencias. Algo muy habitual en estos casos: los hijos intentan ganar poder en casa. Otra madre que también denunció ha podido recuperar su familia. Es lo que recomiendan los expertos, pero aconsejan hacerlo antes de llegar a una situación límite. Son situaciones que se pueden dar en cualquier familia, independientemente del entorno. La prevención pasa, siempre, por la educación.