Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atacado por tres perros mientras defendía a su mascota

Atacado por tres perroscuatro.com

Trevor Howard, de 62 años, fue mordido en todas las partes de su cuerpo por dos mastines y un bullmastiff, mientras intentaba defender a su mascota, una springel spaniel llamada Jess. El ataque ocurrió mientras paseaban por el campo junto a su mujer Carol, de 59 años. El resultado fueron más de 100 heridas por todo el cuerpo y el posterior fallecimiento de su mascota.

Trevor Howard se econtraba paseando junto a su mujer, Carol, y su mascota Jess. No se imaginaban el terrible ataque que iban a sufrir. Empezaron a escuchar gruñidos y, sin apenas darse cuenta, se le abalanzaron tres perros que querían atacar a su mascota, tal como contaba el propio Trevor en The Mirror.
Los dos mastines y el bullmastiff estaban "fuera de control" y tenían la intención de  "morder de manera salvaje" a Jess, su pequeña perra de raza springel spaniel. La reacción de la mujer fue gritar, mientras Trevor intentaba cubrir con su propio cuerpo a la perra, de tal manera que rebició más de cien heridas en las manos, brazo, piernas y cara.
Una de las peores consecuencias para el atacado ha sido la pérdida de media oreja derecha. El ataque no llegó más lejos gracias a que tres jóvenes que lo vieron apartaron a los perros como pudieron. "No hace falta que cierre los ojos para ver lo que ocurrió, lo tengo muy presente, fue horroroso. Pero no sentía dolor en ese momento, simplemente estaba asqueado al pensar que querían matar a Jess".
Pero, sin duda, lo peor para el matrimonio ha sido la pérdida de su perra. Jess tuvo que ser sacrificada seis días después, debido a todas las heridas que sufrió en el ataque.
Yvonne Singh es la dueña de los tres perros. Confesó en el jucio celebrado que tenía a los tres perros sueltos en el jardín, pero éstos se escaparon de la casa por una puerta que estaba abierta. El Tribunal de Wolverhampton ha decretado que la mujer tendrá que cumplir cuatro meses de prisión y no podrá tener perros durante siete años.
Los tres perros han sido sacrificados y la condenada tendrá que pagar a Trevor una compensación de 668 euros.