Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asunta podría haber sido sedada de forma continuada desde hacía meses

El último interrogante en la investigación por la muerte de Asunta Basterra es: ¿desde cuándo podría haber estado consumiendo fármacos sedantes? Los análisis toxicológicos indicarán la fecha de ingesta de medicamentos como lorazepam, y durante cuánto tiempo. Algunas fuentes indican que desde tres meses antes de su muerte, ya que el primer episodio de sedación conocido se produjo en julio. Lo que sí sabemos ya es que la niña, de 12 años y 42 kilos, recibió una dosis tóxica el día de su muerte. Una sobredosis que, dicen los expertos, no pudo ser casual. La duda está en cómo y cuándo se le suministró ese fármaco. También ayudará a saberlo el análisis del cabello, donde este tipo de psicofármacos dejan huella.