Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asunta no pudo defenderse de su asesino porque estaba drogada

El juicio por la muerte de Asunta sigue sin despejar las dos dudas principales: quién o quiénes y porqué la mataron. Lo único que hoy ha quedado claro es que la niña murió antes de las ocho de la tarde. Tenía niveles muy altos de lorazepan en sangres y según los técnicos Asunta no pudo defenderse.