Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asunta ingirió 27 pastillas de orfidal el día de su muerte

Asunta Basterra, la niña hallada muerta en septiembre de 2013 en una pista forestal de Teo (A Coruña), ingirió al menos 27 pastillas de 'orfidal' de un miligramo el día de su muerte, según dos expertas del instituto de ciencias forenses de la Universidade de Santiago de Compostela durante el juicio que trata de esclarecer el crimen de la menor, del que están acusados sus padres.

Sobre si esta cantidad fue suministrada de golpe o en varias dosis, a las preguntas del fiscal, las especialistas han dicho que "desde el punto de vista toxicológico no se puede saber".
Al respecto de cuándo fue tomado el medicamento, han apuntado que "pudo ser" durante la comida, hecho que condiciona, debido a la digestión, que el efecto no sea tan rápido.
Además, los forenses han explicado que el pelo de la menor reveló que estuvo siendo sedada durantes tres o cuatro meses, algo que explicaría el estado de decaimiento con el que acudía a clase de música.