Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asunta tomó 27 pastillas el día de su muerte

Asunta Basterra tomó el día de su muerte 27 pastillas de lorazepam tres o cuatro horas antes de fallecer, justo cuando se supone que estaba con sus padres, según han declarado en el juicio los forenses. La niña estaba sedada cuando la asfixiaron. Además, el análisis del pelo revela que tomó los sedantes durante tres o cuatro meses. Eso explicaría los episodios en los que Asunta iba a clase sedada. La perito que examinó el cadáver de la niña en la pista de Teo ha contado que alguien la bajó de un vehículo y la arrastró hasta allí.