Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muchos interrogantes un mes de la muerte de Asunta

Treinta días de un caso mediático que lejos de resolverse se emborrona por momentos. Los padres de Asunta permanecen en la cárcel. Rosario Porto, se ha adaptado bien. Se relaciona con otras presas. Alfonso, no. Apenas habla. Nadie le visita. Continúa en la enfermería. La causa de la muerte no está clara entre los forenses. Unos aseguran que la ingesta masiva de ansiolíticos acabó con la pequeña. Otros piensan que además también fue asfixiada. Ellos se declaran inocentes. Pero la imputación es por asesinato. Parece, los padres prepararon el crimen. Hubo otros episodios de sedación. Cámaras que desmonta la primera versión de la madre. Análisis del pelo que demuestran la sedación continuada. Las cuerdas naranjas que maniataban a Asunta encontradas también en la casa familiar de Rosario. Pruebas que incriminan al matrimonio. Sin embargo, el secreto de sumario sigue abierto, señal de que la investigación continúa un mes después.