Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de Asunta incrimina al padre ante el juez: "Pues igual ha sido él"

Rosario Porto, madre de Asunta BasterraEfe

La abogada Rosario Porto, madre de la niña de Santiago de Compostela encontrada muerta el pasado domingo, ha declarado ante el juez. Durante su interrogatorio, la madre ha sostenido que ella no mató a Asunta al tiempo que ha reconocido que llevó a la menor a la casa de Teo, algo que en un primer momento negó ante las autoridades. Durante la declaración y ante las preguntas del juez y la presión de los medios, la madre ha sugerido la posibilidad de que haya sido el padre el autor del crimen. "Pues igual ha sido él", ha comentado. Tras tomar declaración a los dos progenitores, el juez ha decretado para ellos prisión provisional sin fianza. Tras ello, sus abogados han anunciado que rechazan seguir con su defensa.

Durante el interrogatorio conducido por el titular del Juzgado de Instrucción número dos de Santiago, José Antonio Vázquez Taín, las preguntas han estado orientadas a intentar aclarar dónde estuvo y qué hizo Rosario Porto entre la hora de la tarde del sábado en la que se habría separado de la niña y el hallazgo, a la 1.30 horas, del cuerpo en una pista forestal del municipio de Teo.
En su declaración, que se ha prolongado durante tres horas y media, Rosario Porto negó su vinculación con la muerte de la niña china que había adoptado en 2001, cuando tenía menos de un año de edad, y ha reconocido que la tarde de su desaparición, el pasado sábado, ella fue junto a la niña a su casa de Teo, algo que había negado hasta ahora.
Tras ello, según la versión mantenida por Rosario Porto, a las 19.00 horas de la tarde del sábado dejó a Asunta en su domicilio, ubicado en una céntrica calle compostelana, haciendo los deberes y cuando regresó a las 21.30 horas, ya no estaba y la puerta se encontraba cerrada con llave y la alarma conectada.
En la denuncia por desaparición que interpuso ante la Policía en Santiago a las 22.31 horas del sábado, Rosario P.O. indicó que cuando comprobó que su hija no estaba en casa, llamó a su exesposo, que vive a escasos 25 metros, para comprobar si estaba con él. Tras esperar "un tiempo prudencial", se pusieron en contacto con varios conocidos y amigos de la niña con resultado negativo.
Sin embargo, la versión de la madre fue desmontada con el hallazgo de varias imágenes en las que puede verse a ella en su coche acompañada por su hija en dirección a Teo en una franja horaria en la que, según su testimonio, no estarían junta, un extremo que ahora ha confirmado la propia Rosario ante el juez.
Sobre la 1.30 horas del domingo, el cuerpo de la niña fue localizado en una pista forestal de Cacheiras, en el municipio de Teo, a unos cuatros kilómetros de Montouto, donde la madre posee una casa que heredó de sus padres, propiedad que el pasado miércoles fue sometida a un registro en profundidad. En este inmueble, entre otras pruebas, se recogió cuerda naranja similar a la hallada donde apareció el cuerpo de Asunta Basterra.
Además, durante un momento de su declaración y ante las preguntas del juez y la presión de los medios, se ha podido escuchar a la propia Rosario Porto sugerir la participación del padre en los hechos. "Pues igual ha sido él" ha asegurado ante el magistrado.
Prisión provisional sin fianza
Tras prestar declaración la madre, la sido el turno de Alfonso Basterra, padre de la menor fallecida. Tras ello, El titular del Juzgado de Instrucción número dos de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, ha decidido enviar a prisión a los dos progenitores por un delito de homicidio, una imputación que podría ser modificada por la de asesinato según los hallazgos que revelen los resultados de toxicología.
Los abogados renuncian a la defensa
Los abogados de la madre y del padre de la niña hallada muerta en una pista forestal en Teo, cerca de Santiago, han renunciado a la defensa de los dos detenidos.
Aunque ambos han estado presentes en el interrogatorio que se ha prolongado durante varias horas en la mañana de este viernes, el abogado de Alfonso B., Roberto Goris, ha explicado que "no asistió" al detenido, y ha abundado en que se trata de cuestiones "estrictamente técnicas", al no ser especialista penalista.
También el letrado que acompañó a la madre de la menor, Juan Guillán, se ha desvinculado de la defensa de Rosario P. O., con cuyo padre tenía una relación de amistad.