Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La comida del sábado, clave en la investigación del asesinato de Asunta

Asunta, la joven asesinada en Santiagocuatro.com

Asunta Basterra fue sedada antes de morir con un genérico con idénticos componentes que el Diazepán, medicamento que utilizaba su madre. Los investigadores creen que el sedante se le habría suministrado en la comida que los padres y la niña hicieron juntos en la casa del padre ese sábado. Fue precisamente el padre, Alfonso Basterra, el que cocinó.

egún El Correo Gallego y La Voz de Galicia, la comida del sábado es clave en el desarrollo de la investigación. De ahí que el juez, José Antonio Vázquez Taín, decretara el ingreso en prisión de los padres “por homicidio, posible asesinato, a la espera de los resultados de Toxicología”. El jueves, durante los registros de las casas materna y paterna, los agentes judiciales se llevaron restos de comida.
El Correo Gallego informa de que en la cara de la pequeña se han hallado restos de otra sustancia química que los investigadores sospechan que se le aplicó o bien para completar su sedación o bien para acelerar su asfixia. Ese producto se lo habrían aplicado antes para dormirla aún más profundamente o iría impregnado en una toalla, un pañuelo de papel o incluso con la misma almohada con la que se sospecha que los asesinos de la niña le obstruyeron las vías respiratorias hasta la muerte.
Los investigadores se encuentran a la espera de recibir el informe completo sobre el análisis del sedante que apareció en el cuerpo de la pequeña. Eso indicará con más exactitud la hora de la muerte, algo fundamental para establecer con mayor definición la autoría del crimen de Asunta. También falta la confirmación referente al trozo de cuerda que fue encontrado junto al cadáver de la niña en la pista forestal de Teo para saber si la pequeña fue atada con esa cuerda. Aunque ese trozo ya se ha presentado como prueba de cargo, falta la confirmación de que pertenece al rollo de cuerda hallado por los investigadores en la casa familiar de Teo, donde se cree que ocurrieron los hechos, informa La Voz de Galicia.