Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones antitaurinas no se manifestarán ante el Toro de la Peña pero avisan de que dañar a la res es delito

Representantes de asociaciones y partidos antitaurinos han confirmado que no se manifestarán ante el Toro de la Peña de Tordesillas, festejo que se celebra este martes 13 de septiembre en sustitución del Toro de la Vega, tras la prohibición de la Junta de Castilla y León de dar muerte al animal en el recinto habilitado. En todo caso, advierten de que sí acudirán algunos responsables para dar fe de los hechos, al tiempo que recuerdan que infringir algún tipo de daño a la res supondría un delito por maltrato animal.
En este sentido se ha posicionado la presidenta de la asociación antitaurina 'El maltrato no es cultura', Marta Esteban, que ha explicado que son las autoridades policiales "las que deben actuar" en caso de que hubiera algún tipo de maltrato. Del mismo modo, Esteban ha explicado que si se sobrepasara la ley, se interpondría "la denuncia pertinente".
No obstante, Esteban ha confirmado que su organización ya ha interpuesto una denuncia al Patronato del Toro de la Vega por pedir al pueblo de Tordesillas que se "rebelara" y emprendiera "la desobediencia civil". Asimismo, explica que "no tiene sentido manifestarse" cuando ya hay una ley que los respalda.
Por su parte, el partido animalista PACMA tampoco ve necesario realizar ningún tipo de concentración. Para la portavoz de la formación, Laura Duarte, existe el convencimiento de que "no va a ocurrir nada" y recuerda que los vecinos "tienen la obligación" de respetar la ley.
Sin embargo, Duarte avisa de que la eliminación de la muerte pública del Toro de la Vega solo es aparente, ya que se le dará muerte al animal posteriormente. En esta línea, explica que bajo la legislación vigente todas aquellas reses utilizadas en festejos "tienen que ser sacrificadas", ya sea en la plaza o en otro lugar.
Igualmente, el presidente de la asociación Veterinarios Abolicionistas, José Enrique Zaldívar, ha comentado que aún no habiendo muerte, el animal sufre un daño tanto físico como emocional. Con respecto a esto último, comenta que los toros son "animales gregarios" que se componen en manadas y que, cuando se les separa, experimentan niveles de estrés y miedo.
También asegura que los toros son animales con fibras musculares de contracción rápida que no están acostumbradas a grandes esfuerzos. En este sentido, explica que en casos como el del Toro de la Vega, el desgaste físico "es alto" ya que existe un aumento de la frecuencia respiratoria. De hecho, destaca que en este año han registrado casos de muertes de animales durante los encierros. Finalmente, Zaldívar pide la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ante "cualquier desobediencia".