Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones de mujeres piden retirar la escultura 'Víctima', instalada en Zaragoza, contra la violencia machista

Varios colectivos de mujeres han pedido la retirada de la escultura 'Víctima', instalada en la plaza de San Juan de los Panetes de Zaragoza, al argumentar que no les representa ya que la imagen es de una mujer sentada de rodillas, mirando al suelo y con las manos tapándose la cara, mientras el pelo le cubre el rostro.
Así de contundente se ha mostrado la tesorera de la Asociación 'Somos más', Annete Merino, quien ha recordado que antes de la colocación ya transmitieron al Ayuntamiento de Zaragoza su disconformidad con esta obra.
'Víctima' es el nombre de la escultura al ganadora de un concurso convocado por el consistorio de la capital aragonesa para representar a las mujeres víctimas de la violencia machista, cuyo autor es Fernando Clavo. Fue elegida por un jurado el pasado mes de mayo.
Convocadas por la Asociación 'Somos más' y apoyadas por la Coordinadora de Organizaciones Feministas varias mujeres se han concretado alrededor y de espaldas a la escultura para mostrar su rechazo al mensaje que transmite la obra.
En declaraciones a los medios de comunicación, Annete Merino ha explicado que antes de la instalación de la escultura "hubo una recogida de firmas para dejar claro nuestro rechazo y no ha habido respuesta, sino que se nos dijo que esta fue la que ganó el concurso y la que votaron", ha relatado.
No obstante, ha subrayado que "como mujeres víctimas de violencia machista no contaron con nuestra opinión y no nos representa", ha reiterado, para abundar en que "queremos ver otra escultura que nos represente y nos haga ver que hay futuro y que podemos salir adelante".
Annete Merino también ha dicho que "no es suficiente" la intervención que pretende acometer el Ayuntamiento de Zaragoza en el entorno para explicar el significado de la escultura que representaría el primer paso de un episodio de violencia machista y transmitir la posterior superación y empoderamiento de la mujer.
"No queremos vernos más de rodillas", ha dejado claro Annete Merino, para opinar que la escultura "podría estar mirando hacia arriba o acompañada" y se ha preguntado "por qué nos tienen que representar solas y de rodillas".
Asimismo, ha avanzado que las concentraciones en repulsa por los asesinatos de violencia machista no se convocarán frente a esta escultura "porque sabemos que perdió la vida suplicando de rodillas que no la mataran".
"SOMOS GUERRERAS"
Durante la concentración, se ha leído un texto que ha escrito una de las mujeres de este colectivo en el que se indica que "ver la escultura supone volver atrás, al sufrimiento y como el agresor quería vernos: sumisas y derrotadas".
Ha criticado la obra porque "afianza el estereotipo y la leyenda de la mujer víctima de la violencia machista y fomenta la compasión, pero no libra la batalla contra el machismo y no ofrece una forma de lucha, sino de aceptar en lo que nos convirtieron, pero somos guerreas".
El texto también anima a las mujeres a "avanzar y no estar más de rodillas ante nadie", para reiterar que "rechazamos la escultura por la imagen que representa" y subrayar que "decimos con la cabeza muy lata que no. No nos representa".