Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Lo único que puede detener a un tipo malo con una pistola es un buen tipo con una pistola"

El vicepresidente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), Wayne LaPierre, ha solicitado este viernes el despliegue de guardias armados en las escuelas de Estados Unidos para la protección de los alumnos norteamericanos y ha acusado a los medios de demonizar a los propietarios de armas, en sus primeras declaraciones tras la matanza de Newtown.

"Pido hoy al Congreso que actúe inmediatamente para que destine los recursos necesarios para poner a agentes de Policía armados en todas las escuelas, y que lo haga ahora, con el objetivo de que esta cobertura de seguridad esté preparada cuando nuestros hijos regresen a la escuela el próximo mes de enero", declaró LaPierre.
La máxima figura pública de la NRA recalcó el carácter urgente de la medida frente a los intentos del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para aprobar una legislación que limite el acceso a los fusiles de asalto y los cargadores de munición de gran capacidad.
"Antes de la reunión del Congreso, antes de que nos impliquemos en un largo debate sobre legislación, regulación o cualquier otra cosa, tenemos que desplegar inmediatamente un programa de protección de eficacia demostrada, y por ello quiero decir: seguridad armada", sentenció.
"Lo único que puede detener a un tipo malo con una pistola es un buen tipo con una pistola", declaró LaPierre, que anunció la puesta en marcha de una iniciativa para la concienciación y el manejo de las armas a cargo de su organización, el principal lobby del país en la defensa del derecho a la tenencia y uso de armas de fuego.
La iniciativa, conocida como Programa Nacional de Escudo de Seguridad Escolar, estará liderada por el excongresista Asa Hutchinson y comprende tanto medidas de precaución para profesores y alumnos como la presencia de efectivos de seguridad "armados y bien entrenados", según Hutchinson, que eviten la repetición de tragedias como la de Newtown.
"Ya habrá tiempo después para debatir y hablar. Este es el día para tomar acciones decisivas", añadió LaPierre, quien acusó al presidente Obama de eliminar las ayudas en programas de protección escolar de emergencia en los presupuestos del año pasado.
"Los políticos", añadió, "no tienen ni el derecho ni la autoridad para negarnos el derecho, la capacidad o el imperativo moral para protegernos a nosotros mismos ni a los que amamos", subrayó.
LaPierre también volvió a acusar a los medios de demonizar a los propietarios de armas y acusó a las películas y los videojuegos --con ejemplos como 'American Psycho' o 'Asesinos natos'; junto a juegos como 'Mortal Kombat', 'Grand Theft Auto' y 'Splatterhouse'-- como estimulante de la violencia.
"Por desgracia existe en este país una industria corrupta y encubierta en la sombra que vende y almacena violencia contra su propia gente", denunció LaPierre. "Los medios de comunicación perpetúan la peligrosa idea de que una nueva prohibición de armas, o una nueva ley impuesta contra la gente de paz, nos protegerá cuando las otras 20.000 leyes anteriores han fracasado", manifestó.
Su comparecencia ante los medios ha sido interrumpida en dos ocasiones por críticos de la organización al grito de "NRA, sangre en sus manos" y "La NRA son los responsables de la matanza".