Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Arzobispado de Madrid descarta que la 'primera presbítera' de España dé una charla en una parroquia

El Arzobispado de Madrid ha descartado que la mujer que se presenta como la 'primera presbítera (sacerdote)' de España, Cristina Moreira, dé una charla en la parroquia San Estanislao de Kostka, situada en la calle Doctor Esquerdo del barrio de Salamaca de Madrid, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.
Así lo ha rechazado en referencia a la información de la web Infocatólica.com, que asegura que el sacerdote José Luis Gurpegui, párroco de San Estanislao de Kostka, estaba dispuesto a ceder las instalaciones parroquiales a Moreira, casada por lo civil con el sacerdote gallego Victorino Pérez Prieto.
La Archidiócesis ha espetado al párroco que "un templo no es lugar para este tipo de manifestaciones" y ha señalado que "esta persona no está en comunión con la Iglesia católica", por lo que "queda completamente descartada tal posibilidad".
El pasado mes de marzo, el Arzobispado de Santiago ya negó la validez de las misas que Moreira aseguraba ofrecer en la comunidad Home Novo en La Coruña. Moreira es la única española miembro de la Asociación de Mujeres Presbíteras Católicas Romanas.
En declaraciones a 'La Voz de Galicia', la mujer aseguró que el derecho canónico no le impide oficiar estas misas a pesar de que la Iglesia la excomulgó después de ser ordenada presbítera.
En respuesta a sus manifestaciones, el Arzobispado de Santiago aseguró que su ordenación es "ilícita e inválida" por lo que "ni ella ni los fieles que la siguen celebran válidamente los sacramentos ni están en comunión con la Iglesia Católica".
SACERDOCIO FEMENINO DESCARTADO
Según indicó en aquel momento el Arzobispado de Santiago, la presidencia de la celebración sacramental "no es, pues, un ministerio que Cristo haya entregado a las mujeres". Por otra parte, indicó que el Papa Juan Pablo II "descartó toda posibilidad de debate dentro de la Iglesia sobre la posibilidad de aceptar el sacerdocio femenino".
Por su parte, el Papa Francisco creó en agosto de 2016 una comisión de estudio presidida por un jesuita español, Luis Francisco Ladaria Ferrer, y formada en gran parte por mujeres, que tendrá como finalidad analizar la posibilidad de reinstaurar en la Iglesia católica la figura de la mujer diaconisa, tal y como sucedía en el pasado.
Mientras que el presbítero o sacerdote puede celebrar Misa, confesar o realizar la unción de enfermos, el diácono es una figura eclesiástica a la que se le confiere el sacerdocio de tercer grado, que es el que ordinariamente se otorga de forma provisional a los seminaristas que van camino del presbiterado (sacerdocio de segundo orden).
También se confiere actualmente a varones --solteros y casados-- que ejercerán este ministerio durante toda su vida: los diáconos permanentes. Entre sus tareas, se encuentran la de impartir los sacramentos del Bautismo y el Matrimonio pero no el resto de Sacramentos.