Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrestan a la exdirectiva de Korean Air Lines que se quejó por unas nueces

Cho Hyun Ah, hija mayor del actual responsable de Korean Air Lines, detenidaREUTERS

Un tribunal de Corea del Sur ha ordenado el arresto de la exvicepresidenta de Korean Air Lines que obligó al piloto de un avión a volver a la puerta de embarque para expulsar al auxiliar de vuelo que le había servido nueces en una bolsa en lugar de en un plato.

Cho Hyun Ah, hija mayor del actual responsable de la aerolínea, Cho Yang Ho, dimitió de su cargo este mes después de que saliese a la luz su airado comportamiento en un vuelo que cubría la ruta entre Nueva York y Seúl. El suceso tuvo lugar el pasado 5 de diciembre.

La directiva pidió nueces de macadamia y, tras recibirlas en un paquete sin abrir en lugar de sobre un plato, acusó al personal de vuelo de no cumplir los protocolos de atención establecidos para los pasajeros de primera clase.

No contenta con esta queja, se dirigió al piloto y le pidió que abortase las maniobras de despegue y regresase a la puerta de embarque del aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York para expulsar al auxiliar de vuelo. Su ira provocó un retraso de once minutos en el vuelo.
La Fiscalía surcoreana reclamó su arresto hace una semana, al considerar que Cho pudo haber incumplido la ley de aviación y haber incurrido en delitos de coacción e injerencias, por lo que ha solicitado su detención.

Este mates, en su camino hacia un centro de detención de la Fiscalía, Cho --flanqueada por varios funcionarios del organismo-- no ha respondido a las preguntas de los medios de comunicación y se ha limitado a decir "lo siento" varias veces, con los ojos cerrados y la cabeza inclinada.
Varios funcionarios de la aerolínea también son sospechosos de tratar de encubrir este hecho. El Ministerio Público también ha señalado en su informe a otro directivo de la compañía --identificado únicamente por el apellido de Yeo-- que supuestamente ordenó que se borrase el primer informe sobre el incidente.
Este caso ha provocado grandes críticas de la ciudadanía surcoreana hacia los poderosos conglomerados familiares del país y ante su dominio de la economía, en un contexto en el que la brecha de la riqueza en la sociedad del país asiático es cada vez mayo