Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diseñan un apósito con agujas microscópicas para cicatrizar heridas quirúrgicas

Apósito con agujas microscópicascuatro.com

Un equipo del Hospital de Mujeres Brigham, en Boston, ha creado un apósito con agujas microscópicas para ayudar en la cicatrización de heridas quirúrgicas. El sistema de agarre se basa en el organismo de un gusano parasitario que vive en el intestino de los peces y se sujeta con la ayuda de espinas similares a las de un cactus.

El apósito de Karp, denominado coloquialmente "cama de agujas", se basa en las capacidades naturales del gusano parasitario llamado Pomphorhynchus laevis, que se aferra al intestino de los peces utilizando sus espinas, muy similares a las de un cactus.
De este modo, los científicos del Hospital de Mujeres Brigham (Boston) han creado un sistema que fija firmemente los injertos de piel sin necesidad de grapas, usando tan sólo unas pequeñas agujas. Este nuevo invento posee una capacidad de sujeción tres veces superior a la de los usados en pacientes con quemaduras.
Las pruebas en animales han tenido éxito, según informa la revista 'Nature Communications'. "Además, a la hora de retirar el adhesivo, comparado con las grapas, hay menos trauma infligido en el tejido, la sangre y los nervios, al mismo tiempo que reduce el riesgo de infección", afirman los miembros del equipo estadounidense.
Asimismo, los investigadores informaron de que este apósito de cuatro centímetros cuadrados también podría ser útil para administrar fármacos subcutáneos mediante sus pequeñas agujas, por lo que el apósito de Karp podría revolucionar la medicina.