Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presunto pederasta de Ciudad Lineal está "completamente normal"

Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal se encuentra "completamente normal" e insiste en que no sabe por qué sigue preso, confiando en que pronto se aclare todo lo relativo a sus acusaciones de agresiones sexuales a cinco menores de entre 5 y 11 años. Así se lo ha comentado este martes a su abogado durante las horas en las que ambos han estado en la vivienda situada en la calle Santa Virgilia durante la práctica de una diligencia judicial.

En concreto, según fuentes próximas a la investigación, la diligencia se trataba de la práctica de un reportaje fotográfico, complementario a otras pruebas que se realizarán en breve. La diligencias, acordada como una entrada y registro, se ha llevado a cabo por técnicos de la Policía Científica.
A primera hora de la mañana, un furgón de la Guardia Civil trasladaba al preso a los Juzgados de Plaza de Castilla para que la jueza le notificara la diligencia judicial, dado que sobre la investigación existe el secreto sumarial.
Tras ello, se le ha trasladado a la vivienda de Santa Virgilia, donde presuntamente se habrían cometido algunas de las agresiones sexuales que se le imputan. Junto a él, se encontraba su letrado designado por el Turno de Oficio.
Durante el tiempo de espera, abogado y cliente han intercambiado escasas palabras en las que el presunto pederasta le habría comentado tranquilo que espera que todo se aclare.
Tras concluir el reportaje, se le ha llevado a los juzgados y de ahí a la prisión de Soto del Real. El preso cumple sus primeros días de prisión en la enfermería del modelo de Especial Seguimiento de Soto del Real.
La pasada semana, agentes de la Policía Científica ya registraron este domicilio donde unas trece horas, hallando diferentes muestra de ADN que podrían valer para incriminar al procesado.