Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pederasta de Ciudad Lineal, acorralado por las pruebas claras y contundentes

Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, está acorralado. Así lo considera la fiscal del caso que cree que las pruebas contra él, son claras y contundentes, y pide 77 años de prisión. Si todo va según lo previsto, el juicio quedará visto para sentencia esta semana. El acusado está nervioso, sobre todo después de escuchar a las acusaciones populares, que han narrado con crudeza la brutalidad de sus acciones. Han pedido condena por violación, por ponerlas en riesgo vital, por las lesiones causadas, de especial gravedad en la niña china y por el trato degradante. Quieren que la sentencia incluya la prohibición de que Antonio Ortiz obtenga beneficios penitenciarios. Un reproche penal contundente y ejemplar.