Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio Sáinz de Vicuña, nuevo presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha nombrado a Antonio Sáinz de Vicuña, abogado del Estado jubilado y exdirector del Servicio Jurídico del Banco Central Europeo, como nuevo presidente de la fundación en España en sustitución de Guillermo Velasco Fabra, que ha ocupado este cargo durante el último año y seguirá formando parte del Consejo.
El nuevo presidente ha sido presentado en la oficina nacional de España por el presidente ejecutivo internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Johannes Heereman.
Sáinz de Vicuña ha calificado como un "honor" que el cardenal Mauro Piacenza le haya designado como nuevo presidente de AIN España, una fundación que, según ha destacado, "quiere sensibilizar de la necesidad de ayudar a los cristianos allí donde están perseguidos y necesitados" manteniendo "un principio básico que es la libertad religiosa".
Por su parte, Johannes Heereman ha puesto de relieve el papel de la delegación española de AIN "una de las más punteras de las 22 oficinas nacionales que hay en todo el mundo". Además, ha valorado positivamente su labor de concienciación y apoyo "que es ejemplo para AIN a nivel internacional y que está a la cabeza de la labor de apoyo a la Iglesia que sufre necesidad o persecución en el mundo".
Sáinz de Vicuña asumirá un cargo representativo en la fundación pontificia y será quien dirija el Consejo de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España, de manera desinteresada.
Antonio Sainz de Vicuña es licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid. Desde 1974 pertenece al Cuerpo de Abogados del Estado y ha tenido diversos destinos en los ministerios de Hacienda, Economía y Asuntos Exteriores. De 1989 a 1994 fue subdirector general y jefe de la Asesoría Jurídica Internacional del Banco Español de Crédito y entre 1994 y 1998 fue abogado general del Instituto Monetario Europeo. Además, desde 1998 hasta 2013, fue director general del Servicio Jurídico del Banco Central Europeo.