Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio Ortiz nunca figuró como agresor sexual en las bases de la Policía

En nuestro país no se cruzan las bases de datos de policía con las de los juzgados, ni siquiera se cruzan datos entre unos juzgados y otros. Esta falta de coordinación hace muy difícil la persecución de un delincuente peligroso. Esto ocurre porque los antecedentes policiales nada tienen que ver con los penales y pueden ser diferentes, como en el caso de Antonio Ortiz. Fue detenido en 1998 por secuestrar a una niña y para la policía constó como un delito de detención ilegal, pero cuando Ortiz declaró ante al juez admitió que la había agredido sexualmente, como ya estaba en manos judiciales, la policía nunca lo registró como pederasta.