Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal conservera compara pagar con latas al seguro médico o la guardería

La patronal de la industria conservera, representada por la Federación Española de Industrias de Transformación y Comercializadores de Productos de la Pesca y la Acuicultura (Fecoipesca), ha salido este viernes al paso de las críticas de los sindicatos por su propuesta de incluir en el convenio colectivo la posibilidad de pagar una parte de los salarios en "productos o servicios", y ha advertido de que esa medida es "legal" y beneficiaría a los trabajadores. Los conserveros comparan el pago en especie con los "seguros médicos, servicios de guardería, tarjetas de transporte, tarjetas de restaurante o cursos de formación".

En un comunicado, la Federación ha criticado que los sindicatos acusen a las empresas de querer sustituir parte de los sueldos por productos alimenticios, un planteamiento que han tachado de "ridículo", "desacertado" y "falso".
Así, la patronal ha explicado que la retribución flexible y el pago en especie está contemplado en la normativa vigente y que, en el caso de su propuesta para el convenio (que se empieza a negociar el próximo 29 de abril), se trataría de una medida voluntaria.
Los empleados que la eligiesen, podrían percibir hasta un máximo del 30 por ciento de su sueldo en especie, en conceptos como "seguros médicos, servicios de guardería, tarjetas de transporte, tarjetas de restaurante y cursos de formación".
"El beneficio de tal medida va dirigido primordialmente a los trabajadores", ha matizado Fecoipesca, ya que "pagarán menos por retenciones y percibirán mayor cantidad de salario neto".
Costes salariales
A ese respecto, ha explicado que todas las percepciones cotizarán a la Seguridad Social, por ello no se reducirán las bases de cotización ni habrá mermas en prestaciones como el paro o la jubilación.
"La empresa, por tanto, no es la beneficiaria de tal medida, en tanto sus costes salariales seguirán siendo los mismos", han indicado, y han insistido en que es una medida ventajosa para los empleados, que podrán "conseguir de forma indirecta una subida salarial".