Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andalucía y Asturias reclaman a Sanidad un fondo específico para la hepatitis C

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, presiden su primer Consejo InterterritorialEFE

Los consejeros de Salud de Andalucía y Asturias piden al Ministerio de Sanidad que habilite un fondo específico para que las comunidades puedan financiar los tratamientos de última generación frente a la hepatitis C y que, a su vez, también sirva para costear fármacos innovadores para otras patologías.

Antes de comenzar la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), los representantes sanitarios de ambas comunidades, gobernadas por el PSOE, han avanzado que pedirán al ministro del ramo, Alfonso Alonso, que destine una partida presupuestaria para garantizar que los pacientes pueden ser tratados con estos nuevos fármacos, y confían en que haya consenso con el resto de autonomías.
"Hay que resolver esta situación y este fondo tiene que existir", ha defendido la consejera andaluza, María José Sánchez Rubio, que considera indiferente que se articule como una nueva partida o como un incremento del Fondo de Compensación. "Da igual de la forma que sea pero las comunidades tienen que disponer de ingresos para ello", ha subrayado.
Además, ha defendido que esta partida también debe servir para financiar los tratamientos innovadores para otras patologías que "vayan apareciendo y tengan que incorporarse".
Algo en lo que ha coincidido el consejero de Salud de Asturias, Faustino Blanco, que confía en que el Ministerio asuma el liderazgo político que le corresponde y ponga en marcha este fondo ya que, de lo contrario, "sería como abdicar de su responsabilidad como autoridad sanitaria pública".
"Este país se merece una autoridad sanitaria. Nos parece urgente en estos momentos", ha defendido Blanco, que ha criticado las últimas declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , sobre el tema ya que "parecía que el problema ya estaba resuelto".
Además, el consejero asturiano ha reclamado al Gobierno que "tome la iniciativa" en Europa y anime a las autoridades europeas a "establecer las relaciones con la industria farmacéutica para evitar oligopolios que puedan hacer abuso de posición y poner en dificultades a los sistemas públicos".
"No corresponde a las comunidades, estamos hablando de industria farmacéutica multinacional y por eso hay veces que incluso el tamaño de un país es insuficiente. La Europa de los ciudadanos debe tomar el protagonismo que le corresponde, y ser el interlocutor válido con la industria y el garante de esa sostenibilidad de los sistemas", ha insistido.
DARÁN LOS FÁRMACOS COMO DECIDAN LOS PROFESIONALES
Ambas comunidades han defendido que mientras se consigue un consenso a nivel estatal y se pone en marcha el Plan estratégico Nacional de la Hepatitis C van a seguir garanntizando a sus pacientes "los tratamientos que precisen en cada momento en función de la prescripción que hagan los profesionales", ha defendido la consejera andaluza.
En este sentido, Sánchez Rubio ha defendido que en Andalucía están usando estos nuevos fármacos de manera "compasiva" desde noviembre de 2013.
"Se está haciendo y se va a seguir haciendo, pero esto no se puede hacer de forma aislada por las comunidades sino que hay que tener sentido de Estado y tiene que ser con una estrategia en cuanto a prescripción de fármacos y a sostenimiento desde el punto de vista económico", ha reclamado.