Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amanda Knox, inocente

Amanda Knox es declarada inocienteAP

El tribunal de Perugia decreta su puesta en libertad

La joven estaba acusada de asesinar a otra estudiante en un juego erótico

El tribunal de apelación de Perugia ha absuelto este lunes a Amanda Knox, la joven estadounidense acusada de asesinar a su compañera de piso Meredith Kercher en el llamado 'crimen de Perugia', y ha ordenado su inmediata puesta en libertad.
Knox, que finalmente sólo ha sido condenada por un delito de calumnias, había asegurado ante el jurado encargado del caso, hablando en italiano, que con Kercher mantenía "una buena relación" y compartían "una amistad" y ha destacado que perdió "una amiga de la forma más brutal e inexplicable posible". Además, la joven ha añadido que ha tenido que afrontar "acusaciones injustas, sin fundamento" y que ha sido "traicionada" y "manipulada" por las autoridades. "Quiero volver a casa, no quiero que me priven de mi futuro" ha afirmado entre lágrimas.
Meredith Kercher fue encontrada muerta, medio desnuda y con puñaladas en el cuello en la casa que Knox y ella compartían en Perugia en el mes de noviembre de 2007. El primer acusado fue Rudy Guede, un marfileño que fue condenado a 16 años de cárcel por el mismo caso, aunque solicitó el juicio rápido para atenuar la pena y separarse de los otros dos acusados.
Según la primera reconstrucción de los hechos, Kercher se negó a participar en un 'juego sexual' por lo que Guede violó a Meredith y Knox la apuñaló con un cuchillo mientras Sollecito la sujetaba. No obstante, la defensa había pedido la absolución de Knox y Sollecito porque, según afirman sus abogados, no había móvil ni pruebas concluyentes de que los jóvenes estuvieran en el piso esa noche.
La sentencia de este lunes supone la absolución de Knox, que había sido condenada a 26 años de prisión, y la de su novio, Rafaelle Sollecito, sentenciado a 25 años de prisión, después de que varios investigadores forenses independientes criticaran las pruebas presentadas por la Policía por considerarlas poco fiables.