Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alimentos dañinos de ida y vuelta

Comemos obsesionados con qué puede ser malo para nuestra salud. Pero atención, ciertas recomendaciones son relativas o pueden cambiar con el tiempo. Es el caso de muchos productos que hoy comemos como saludables pero que en el algún momento no eran recomendados por los expertos.

Por ejemplo los huevos, han pasado de ser malos para el corazón a ser necesarios por sus proteínas, grasas saludables y vitaminas. También los avances en nutrición han cambiado el concepto de otros productos como las patatas, las grasas para untar o los frutos secos. Un diagnóstico que hace mucho daño, eso sí, a los fabricantes de los alimentos en el punto de mira.

Es el caso de los productores de carne, quienes el pasado mes de octubre se vieron afectados por la alerta de la Organización Mundial de la Salud que vinculaba comer carne procesada con el riesgo de sufrir cáncer. Las carnicerías bajaron sus ventas. Días después rectificaban: la carne puede comerse, pero con moderación. Así que si quieren acertar tomen nota: comer de todo en la justa medida no hace daño a nadie.