Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo saciar el hambre sin engordar

Consejos para saciar el hambre sin engordarInformativos Telecinco

La llegada del verano conlleva un incremento elevado de las temperaturas y un cambio en nuestra dieta diaria. Las frutas y verduras con un gran contenido de agua, vitaminas y nutrientes esenciales son los alimentos más consumidos en la época estival para combatir días de intenso sol. "Nos ayudan a hidratar nuestro cuerpo y sacian el hambre sin un gran aporte calórico", ha afirmado Alex Pérez.

En verano no solo debemos cuidar nuestra dieta sino que debemos seleccionar aquellos alimentos que nos aportan líquidos a nuestro organismo para mantener el nivel óptimo de hidratación. El experto en nutrición de GO fit, Alex Pérez, ha asegurado que "no se trata de comer menos cantidad de alimentos sino que debemos seleccionar lo que comemos". Es recomendable ingerir los alimentos de temporada, "estos nos aportarán las vitaminas que necesitamos y nos ayudarán a disfrutar del verano sin subir de peso"
Los alimentos crudos, claves
"Los alimentos crudos mantienen más vitaminas que aquellos que han sido hervidos o cocinados", por eso es importante darle un "toque de color" a nuestros platos incorporando los vistosos alimentos de temporada.
· Zanahoria: Es uno de los productos con más beneficios para nuestro cuerpo. En verano es cuando sale la mejor producción y gracias a su elevada concentración de caroteno se convierte en un producto estrella para potenciar y cuidar nuestro bronceado veraniego. Esta hortaliza "contiene hidratos de carbono, proteínas y muy pocas grasas" y además, nos ofrece un gran aporte de "vitamina C y minerales como el potasio, el magnesio o el fósforo". Si no sabes cómo prepararlo añádela cruda a tus ensaladas o haz una rica crema de zanahoria.
· Pepino: Los pepinos son ricos en agua, vitamina A, B y C, azufre y magnesio. "Son muy refrescantes y se pueden añadir a las ensaladas veraniegas", ha indicado Alex Pérez. Una de las propiedades del pepino es su beneficio en la piel, sus propiedades permiten aplicarlo de forma externa para rehidratar y devolverle la luminosidad perdida.
· Tomate: Esta hortaliza tan versátil permite comerla de muchísimas formas. En zumo, en las ensaladas, en mermelada, con el gazpacho* El tomate contiene una gran cantidad de vitamina C, A y K y altas propiedades antioxidantes debidas al licopeno, lo que le convierte en excelente aliado contra el cáncer. "También es diurético, antiinflamatorio y está indicado para las los pacientes que sufren hipertensión".
· Melón y sandía: Son dos frutas compuestas por más de un 90% de agua. Son una gran fuente de minerales y licopeno que las convierten en un perfecto antioxidante. "Incluir un poco de melón o sandía en nuestro desayuno es una forma perfecta de empezar el día con minerales y con un plus de hidratación", aconseja el nutricionista de GO fit.
· Cerezas: Alex Pérez indica que es una fruta "muy diurética, es decir, nos ayuda a eliminar las toxinas del organismo".
Otros alimentos que no pueden faltar este verano son las berenjenas, la lechuga, la cebolla, los melocotones, el pescado o los alimentos lácteos. "Los ácidos grasos poliinsaturados nos permiten tener una piel hidratada y luminosa. Los podemos encontrar en los frutos secos y en muchas semillas". El ácido oleico, monoinsaturado, presente en el aceite de oliva y el aguacate y también en muchas semillas, se ha demostrado que tiene propiedades cardioprotectoras muy importantes.
Los líquidos, imprescindibles para el verano
En verano con las altas temperaturas, nuestro cuerpo adquiere más calor que en invierno y baja su temperatura a través del sudor. "En los días calurosos, es necesario un aporte especial de líquido para evitar la deshidratación, sobre todo los niños y las personas mayores. El agua constituye alrededor del 60% del peso corporal de los hombres y el 50% en el caso de las mujeres", recuerda el nutricionista de GO fit.
Para mantener nuestro cuerpo hidratado podemos acudir a las frutas de temporada. Las frutas están compuestas aproximadamente por un 80-90% de agua y, depende cuales, son una fuente de hidratación mayor que los refrescos.
El nutricionista de GO fit asegura que "tiene más agua 100g de sandía que 100ml de refresco de cola convencional, debido a que el azúcar solubilizado es más abundante en el refresco que en la fruta". Los refrescos son muy apetecibles, pero ten en cuenta que una ración de sandía o de melón hidrata mejor nuestro cuerpo.