Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alianza por la Solidaridad pide en Bruselas políticas que protejan a las mujeres migrantes de la violencia de género

La ONG Alianza por la Solidaridad ha pedido en Bruselas políticas que garanticen a las mujeres migrantes su derecho a migrar y las protejan frente a la violencia de género. Así lo han exigido durante su participación en los Días Europeos de Desarrollo organizados por la Comisión Europea.
En una sesión organizada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) sobre la vulnerabilidad durante el proceso migratorio, la experta de la ONG Jara Henar, ha destacado que las mujeres migrantes llevan unas "mochilas de violencia" generadas en los países de origen, mantenidas durante el viaje de tránsito y perpetuadas en los países de destino.
Estas "mochilas", según ha precisado, impactan fuertemente sobre su salud y bienestar y las mantiene en la invisibilidad, discriminándolas e impidiendo su acceso a derechos humanos básicos, como el derecho a la salud y los derechos sexuales y reproductivos o el derecho a la vivienda y el empleo.
La ONG ha denunciado que la continuidad de diferentes tipos de violencia sobre las mujeres migrantes en el Magreb, Oriente Medio y Europa "demuestra que los estados están priorizando el control migratorio en lugar de la protección de los derechos humanos a lo largo de las rutas migratorias".
En este contexto, Alianza por la Solidaridad ha pedido que las políticas de la Unión Europea y los Estados Miembro crucen los enfoques de género con los de migraciones, y que reconozcan a las mujeres migrantes como interlocutoras y participantes en la toma de decisiones.
Además, considera fundamental alinear las políticas de los Estados miembros de la UE con la Convención de Estambul, que garantiza los derechos fundamentales de todas las mujeres a ser protegidas contra la Violencia de Género a nivel individual, institucional y estructural, con independencia de su situación administrativa.
Según el Lobby Europeo de Mujeres (European Women's Lobby, EWL) una de cada tres mujeres europeas ha sufrido o sufre violencia física o sexual desde los 15 años, porcentaje más elevado entre las mujeres migrantes.
"Es la hora de que verdaderamente vayamos más allá de las buenas intenciones y que la Unión Europea muestre, con sus acciones políticas, económicas y sociales, su compromiso con no dejar a las mujeres atrás", ha enfatizado Henar.