Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Alianza contra la Pobreza ve "escandolosos" unos PGE que "hacen la vista gorda" ante el riesgo de pobreza

La plataforma Alianza contra la Pobreza ha criticado los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 que pretende aprobar el Gobierno y ha tachado de "escandaloso" que no incluyan un aumento del gasto en políticas sociales "cuando tampoco toman medidas para incrementar la presión fiscal a quienes más tienen, o de implementar políticas fiscales progresivas y justas".
"Hay una realidad que nos dice que casi un 30% de la población española está en riesgo de pobreza. Mientras tanto, los PGE2017 y quienes los han aprobado hacen la vista gorda", manifiestan los responsables de la entidad, formada por más de 1.000 organizaciones sociales, sindicales, ecologistas, religiosas, y de cooperación.
Según afirman, las partidas contempladas en los PGE supondrán una reducción de las ayudas a parados, "porque se mantienen las normas de prestación, independientemente de la existencia de parados sin cobertura"; condenan a la "pobreza futura", porque la Ley de Dependencia "arrastra listas de espera y no se recupera la cotización a la seguridad social a familiares cuidadores"; y "se invierte en la recuperación del profesorado para mitigar el fracaso escolar, con lo que la descualificación incidirá en más pobreza".
La plataforma prevé que, si se "ahonda" en la pobreza, a la larga "se incrementará" la diferencia en la esperanza de vida en función de la desigualdad.
Por otra parte, ha criticado que, pese a que España es uno de los países que se ha comprometido a diseñar políticas para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, "no hay voluntad política de hacer políticas coherentes" con este compromiso.
"Ni siquiera hay en el Gobierno una estructura de coordinación, ni una dirección responsable, ni dinámica de crear un proceso de participación. Los PGE podrían ser un instrumento para llevarlos a cabo. Si se quiere. Pero parece que no existe esa voluntad", afirman desde la plataforma, que además señala la disminución de la cooperación al desarrollo prevista en los presupuestos.