Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TSJA sentencia que el suelo sobre el que se erige 'El Algarobico' no es urbanizable

Duro golpe a los cambios de la Junta que permitieron construir el hotel en un espacio protegido

El polémico hotel de Azata del Sol, más conocido por 'El Algarrobico', en Carboneras (Almería) acaba de recibir un rejonazo mortal, otro más, de manos del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Éste ha anulado el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del parque natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) que permanecía suspendido de manera cautelar por dejar la puerta abierta a la reactivación del hotel con "uso turístico" al considerar que "no es ajustado a derecho" y que, por tanto, la zona debe ser calificada como "espacio protegido no urbanizable" tal y como se recogía en la normativa de 1994, derogada hace cuatro años por la Junta andaluza. Greenpreace, autora del recurso, considera que el fallo condena al hotel a su demolición definitiva. La sentencia es recurrible ante el Tribunal Supremo.
Las primeras reacciones han venido por parte de Greenpeace, autora del recurso contencioso-administrativo que ha motivado el fallo del alto tribunal andaluz. Para la responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos, "al recuperar su anterior nivel de protección, basta con aplicar el artículo 38.1 del Real Decreto Legislativo 1/92 para restablecer la legalidad urbanística, es decir, que las edificaciones contrarias al planeamiento, como es el caso del hotel del Algarrobico, deben ser demolidas sin indemnización".

El Alto Tribunal andaluz sostiene, asimismo, que la modificación de la planimetría del PORN que la Junta de Andalucía hizo en 1997 y por la que convertía el paraje en urbanizable "no tiene validez alguna" porque, según subraya, "no puede cambiarse el nivel de protección de un área con una mera condición de errores", que, además, "no reunía los requisitos mínimos".

En 1997 la Junta modificó los mapas alegando que la planimetría en la que el paraje de El Algarrobico aparecía como zona C1 o de interés general y, por tanto, como no urbanizable era errónea e la incluyó en las áreas D2 o urbanizable ordenado, lo que daba vía libre a su uso turístico. Un año después, el Ayuntamiento de Carboneras aprobaba el Plan Parcial que daría lugar a la posterior concesión de la licencia de obras para construir el "controvertido" hotel.

En definitiva, ha dicho que la sentencia "resuelve de forma muy contundente" la cuestión de El Algarrobico y confirma la "triquiñuela y burla de la maniobra de la Junta de Andalucía" para favorecer la construcción del hotel ya que confirma que este invade la costa.

El Estado y la Junta pagarán el coste de demolición

En este contexto, Marcos ha explicado en base a un acuerdo entre el Estado y la comunidad autónoma firmado y publicado en el Boletín Oficial del Estado en noviembre, será el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el que se tenderá que encargar de "liberar de la costa el hotel", mientras que la Junta de Andalucía la encargada tanto del reciclaje de los escombros como de la restauración del enclave, situado en el Parque Natural de Cabo de Gata. "Les toca a medias y no cabe indemnización a la promotora", ha insistido.

Finalmente, ha mostrado la satisfacción de la ONG ante el reconocimiento de que tenía razón por parte de la Justicia. "Ahora sí celebramos del todo", ha concluido.

El alcalde de Carboneras, contrariado

El alcalde de Carboneras, el independiente Salvador Hernández (Gicar), ha dicho este miércoles que el Ayuntamiento "acata" la sentencia del TSJA que restablece como "espacio protegido no urbanizable" El Algarrobico si bien ha trasladado que continuarán "trabajando por la apertura" del hotel del Azata del Sol.

"Hemos promovido y seguiremos promoviendo acciones para luchar por los intereses generales del municipio y para conseguir la apertura del hotel", ha indicado en declaraciones a Europa Press Hernández, quien ha avanzado que en dos semanas prevé convocar a agentes económicos y sociales de la provincia a una "mesa pro-Algarrobico".

Tras precisar que los servicios jurídicos aún deben estudiar el contenido del fallo, que no ha sido notificado al Consistorio, el regidor ha señalado que el tribunal de la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJA "saca los colores a la Junta de Andalucía" aunque ha reconocido que la aplicación del tenor literal de la resolución podría "obligar" al cambio de la normativa urbanística vigente en el municipio desde 2009 y en el que el sector donde se asienta el hotel esta calificado como urbanizable.

Hernández ha expresado su confianza en que, al margen del resultado del pleno en el que la Mancomunidad de Municipios de la Comarca del Almanzora debate una moción en defensa del establecimiento de una veintena de plantas y 411 habitaciones, a la primera reunión de la "mesa pro-algarrobico" acudan entidades como Asempal, la Cámara de Comercio, o partidos como Equo, a los que se va a convocar y que se suman a las instituciones que ya fueron invitados en un encuentro celebrado en febrero.

El TSJA dictó un día antes de la citada cumbre una providencia en la que emplazaba al Ayuntamiento de Carboneras y a la Junta de Andalucía a adoptar medidas para "restablecer" el paraje de El Algarrobico al nivel de protección del que gozaba en 1994 como "espacio protegido no urbanizable". Tras un segundo requerimiento, la Junta publicó en BOJA el 23 de marzo la inclusión del paraje en esa categoría.