Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Basterra: "Rosario fue la madre que toda niña hubiese deseado tener"

Alfonso Basterra, padre de Asunta, ha declarado como imputado por el asesinato de su hija. Alfonso, a diferencia de su exmujer, que estuvo nerviosa y dubitativa, se ha mostrado muy tranquilo, con actitud chulesca y desafiante ante las pregustas del fiscal. El acusado ha asegurado que nunca le dio orfidal a su hija, solo un inhalador para la alergia y aerius machacado en una ocasión. Basterra ha admitido que compró orfidal en varias ocasiones para su mujer el mes antes de la muerte de su hija. Tras el receso, Alfonso Basterra ha seguido con su actitud arrogante, ha asegurado que "Rosario era la madre que toda hija hubiese deseado" y ha contestado que "por supuesto que no" mató a su hija, "era lo que más quería en el mundo".

14:18. ¿Mató usted a su hija? "Por su puesto que no". ¿Tenía algún interés en la muerte de su hija? "Por su puesto que no, era lo que más quería en el mundo".
14:17. "En agosto de 2013 cambié de móvil y guardé el viejo porque tenía fotos de la niña".
14:16. Alfonso afirma que una semana después del registro, el ya estaba en prisión, no envió a nadie para que ocultara el portátil ni ninguna información.
14:15. "No tenía nada que ocultar, no dije a mis hermanos que ocultaran ni el portatil ni ninguna información". Durante el registro nadie me preguntó por el portátil.
14:12. Sobre el ordenador, estaba en su piso, "donde se alojaron mi hermana y mi hermano a consolarme y al funeral de la niña. Yo estaba en casa del padrino de la niña". "Sólo tenía un juego de llaves del piso, la que me proporcionó la agenda", dice.
14:11. La defensa le pregunta si había un mortero en su casa, "si porque en el mortero hacía los spaguetti con ajo y perejil que eran el plato favorito de Asunta".
14:06. En el diario escribió "Asunta es lo más importante".
14:03. Alfonso comenta que escribía un diario, comenzó a escribirlo en el tiempo en el que vivía en Bilbao, que escribía en un cuardeno.
13:57. La defensa de Alfonso Basterra aporta imágenes de unos botes de comida con la fecha en la que se congelaron: 21/09/2013
13:37. "Las fotos son anteriores a que Asunta tuviera móvil, se hicieron con el iPhone4 de Rosario".
13:34. Sobre las relaciones familiares, "no era extraño que yo fuera al médico y sacara las recetas". "Yo me ocupaba de la compra, de llevar a la niña a las actividades, tintorería, ir a la farmacia...", afirma. Alfonso afirma que no entiende "la historia que se ha montado" porque fuera a comprar las pastillas de Rosario.
13:33. Empiezan las preguntas de la abogada de Alfonso Basterra.
13:32. "A mi nunca me llamaron para decirme que la niña iba adormilada o mareada a las clases".
13:31. "Siempre estabamos localizables para las profesoras de Play, manteníamos reuniones con los profesores para ver su evolución"
13:30. "Recuerdo perfectamente que le compramos un violín de 1.500 euros"
13:29. ¿Asunta era bromista? "Si, y se disfrazaba casi cada sábado, con ella me lo pasaba francamente bien".
13:26. Antes de la llegada del juez cuando apareció el cadáver, "colaboramos en todo lo que nos reclamaron, no pusimos ningún impedimento". "No me percaté de ningún movimiento extraño de Rosario, si recuerdo que dijo que quería ir al baño y un agente le acompañó", dice. "No vi que ella quisiera entrar a la habitación donde estaba la papelera".
13:24. "Quien padecía sus depresiones era ella, no yo", dice. "Recuerdo que tomaba el tratamiento del doctor Touriño pero la dósis iba en función del proceso y del efecto, no puedo responder con precisión". Cuando desapareció la niña y apareció muerta, "pasó a tomar 4 ó 5 orfidales".
13:22. "Rosario Porto fue a mi juicio, la madre que toda niña hubiese deseado tener".
13:19. Sobre su divorcio, "teniendo en cuenta que no hubo oposición por ninguna parte ni por la otra, yo no me opuse a que viviera con su madre, sólo faltaba plasmarlo, no hubo diferencias".
13:17. "Cuando cambió los antihumedales el 13 de septiembre y a mediados de agosto recuerdo haber visto esos trozos de cuerda que aparecieron en la papelera", dice.
13:15.  Sobre la nota de Rosario al tutor "era obligatorio mandar un justificante al instituo, poner que tenía unas décimas de fiebre teniendo en cuenta como era la niña era un poco pobre, y más conociendo a Asunta que tenía una mentalidad de 18, ella podía sentirse ridiculizada por algún profesor o compañero y se exageró por mayor tranquilidad de ella".
13:13. Alfonso dice que el día de la muerte de Asunta recibe la llamada de Rosario a las 21:30 le dice que le vaya dando de cenar "yo le digo que aún no ha llegado y me dice estará de camino, ahí es cuando me preocupo y empiezo a buscarla".
13:12. Comienza a preguntar el abogado de Rosario Porto.
13:10. Sobre las huellas en el teclado del ordenador Alfonso dice que claro que le extraña que dijeran que no había huellas suyas en el ordenador.
13:09. "El día 21 de septiembre yo hacía toda la comida", dice, "Rosario no intervino en nada, en ningún acto de elaboración de la comida, ni ese día ni otro".
13:08. ¿Cómo pudo tomar ese medicamento? "Le pido un favor si la conoce me la traiga porque tengo igual o más interés que usted en conocer la identidad de esa persona", responde.
13:07. Basterra se queja por las preguntas, "es que parece que somos unos monstruos".
13:06. El 18 de septiembre la niña tenía fiebre pero "no llevamos a la niña al médico".
13:03. El día 9 de julio de 2013 si reconoce que la niña tuvo síntomas de mareos, "soy yo el que informa a su profesor de que la niña no se encuentra bien porque ha pasado mala noche y que si se encuentra peor que le llamen". "Pero nadie se pone en contacto conmigo y la niña estaba muchísimo mejor", continúa, "por eso no la llevé al médico, para que la voy a llevar al médico, yo lo achaco a que tenía una alergia de caballo".
13:02. En el episodio de los mareos en la academia Play, 23 de julio de 2013, no recuerda si las profesoras le diejeron que la niña había tenido síntomas de descoordinación.
13:01. "El viernes 13 de septiembre estuve en Montouto", reitera.
12:59. La última vez que vio a Asunta la despidió en la puerta de su casa el 21 de septiembre, que se quedó toda la tarde en su casa. Niega que estuviera con la niña a las 18:15 horas en la calle República de El Salvador.
12:58. Basterra sigue con su actitud arrogante que ha mantenido durante todo el interrogatorio.
12:57. "El 21 de septiembre por la tarde tenía el móvil encendido cómo cada mañana, tarde y noche", dice, "nunca apagaba el móvil".
12:56. Se reanuda el interrogatorio.
11.57. Alfonso mantiene que lo único que le dieron a la niña fue el inhalador y un aerius una vez. El juez pide aclarar una cuestión antes del receso. "Llevábamos cinco minutos hablando por teléfono y como la niña no llegaba le dije a Rosario que iba para su casa". 
11.53. El fiscal le dice que había fotos de tipo sexuales en el iPhone4, de las que dice Basterra que no tenía conocimiento. "A mi hija se la adelantó un curso y era más pequeñas que sus compañeros de clase". Tampoco recuerda un evento de ballet en un hotel. Basterra niega haber hecho las fotos de ballet en su casa. "No se como funciona ese chisme", en referencia al iPhone.
11.52. No recuerda si fotografió un poema , que muetran como prueba. 
11.44. "Teníamos vidas paralelas, no entrecruzadas". Le preguntan por las fotos de un movil de la niña. "Rosario dijo que a nuestra hija le gustaba disfrazarse". Le preguntan si las fotos de la niña en las que parece "una momia", según el fiscal, las hizo él. Hay un momento de tensión con las fotos en cuestión. Alfonso señala que las fotos en las que la niña está vestida de ballet "las haría Rosario" porque su "móvil era una carraca" y él "no sabe ni como funciona un iPhone 5".
11.38. "Me llama para que la acompañe al hospital, la acompaño porque es la madre de mi hija y si la ayudo a ella, ayuda a mi hija. Además, le tenía cariño después de 20 años juntos". "Lo mejor era llevarnos bien". Alfonso explica que a finales de agosto lleva a la niña a casa de la madrina y Charo se va a psar unos días a casa de una amiga, porque estaba muy deprimida". Explica que no estuvo con la ñiña esos días porque no quería pedirle su casa a su exmujer. "Mi exmujer me invitó a pasar unos días con ellas en Vilanova".
11.35. Explica que el matrimonio vivía desahogadamente del trabajo de ambos y que él era freelance, con dos o tres ocupaciones. En el momento de la ruptura, señala que en parte vivían del patrimonio de Rosario.
11.32. Regreso de Bilbao el 31 de enero. "Un amigo me llamó porque necesitaba a una persona que supiera de redes, era un trabajo temporal, con 6.000 euros sobre la mesa". "En Bilbao una tía me deja 6.000 euros y de ahí le devulevo a Rosario lo que me había dejado Rosario al marchar y Hacienda en enero me devuelve unos 2.000 euros". "Además, me ofrecieron un trabajo como jefe de prensa para octubre". "Además, no se puede imaginar con qué poco se puede vivir, y pasé de una vida desahogada a nada".
11.29. Alfonso niega haber roto esa tarde una puerta de casa. Insiste en que se fue él de casa a las once de la noche. Admite haber acompañado a Rosario al hospital, porque "la relación ya había mejorado. Se me vino el mundo encima, la familia cohesionada se desvaneció. Todo lo que teníamos era de los dos". "El portal de información turística que dirigía, se había vendido a terceros. El jueves regresamos de Córdoba por la mañana y el viernes, fui a Pontevedra porque los nuevos propietarios querían reubicarme en el nuevo proyecto". "Había dejado de trabajar unos días antes".
11.26. Alfonso explica que rompieron porque descubrió la infidelidad de su mujer. El sábado cinco de enero lo descubrí por la mañana y por la tarde me cercioré e hice una cosa que no había hecho nunca, entrar en su correo eléctrónico". "Hasta el día siete estuve callado para no fastidiar a mi hija los reyes y ese día por la tarde y se lo solte a Rosario antes de que llegara la niña. Rosario se fue y me quedé esperando que llegara la niña. Cuando llegó Rosario a las once de la noche, me fui de casa".  
11.18. Alfonso acusa a los juzgados de filtrar el sumario. "El juez instructor y el fiscal, decretan ante mi estupor y pánico mi ingreso en prisión y no quise declarar. La guardia civil me dijo que no tenía nada en mi contra, pero mandaba su señoría". Señala que su "ordenador estaba en su casa, de donde no se había movido en cuatro meses". Muestran fotos de la casa de Alfonso, de 30 o 31 de diciembre de 2013, en las que se ven unas maletas -del ordenador- y muestran otras fotos del mismo lugar antes de septiembre, cuando desaparició la niña, donde no están los maletines. "Explica que tenía la costumbre de dejar el ordenador entre el mueble y una mesa baja, más cerca de la mesa y no se aprecia en la foto de septiembre". "Por allí pasaron los guardias 20 veces diciendo que había que terminarlo ya". "Tres meses despuès, antes de entrar en la casa le dijo a su señoría donde estaba el ordenador en la entrada". "Los agentes tenían tanta prisa por acabar que no vieron el ordenador en septiembre, como tampoco vieron el móvil en un cajón de la mesilla de noche". 
11.14. Recuerda que en el piso familiar los agentes preguntaron por los bañadores que Rosario había ido a buscar a la finca. Recuerda que Charo no acertaba a saber donde estaban los bañadores, "como para acertar". Su señoría le llama la atención por su manera de dirigirse al fiscal. Si recuerda que la policía buscaba su ordeandor portátil, "muy divertido, dijeron que lo había escondido, pero estaba en mi apartamento".
11.08. Recuerda la llegada de los Guardias Civiles de madrugada y su visita a la casa de Montoto con los agentes y los abogados de oficio. "La semana pasada un amigo me recordó un amigo que el lunes después de la desaparición me acompañó a estos mismos juzgados, pero yo no lo recuerdo". no recuerda que los gentes se fijaran en la cuerda naranja. "No tengo ni la mejor idea". El fiscal le señala que les ha dado todos los detalles de lo que hizo unas horas antes y el le responde que su "hija habñia sido asesinada" y que "su única prioridad era su hija". Alfonso explica que nadie le ofreció declarar antes de ser detenido. Niega que le ofrecieran declarar cuando fue a llevarle orfidal a Rosario. Explica que le ofrecieron declarar mientras estuvo en los calabozos, pero se negó por consejo de su abogado.
11.05. "Rosario me dijo que iba a comprarle una bola de ballet". Dice no acordarse de lo que la policía le preguntó a él, ni a Rosario. Tampoco recuerda si repasaron con el agente los pasos de la niña esa tarde. "Esta empeñado en preguntarme lo mismo  podemos estar así hasta mañana". "Si está por escrito lo diría, lo que me ha contado ella que había dejado a la niña estudiando".
11.02. "Cerca de las 10 llega la madrina y vamos a poner la denuncia. Por el telefonillo le digo a Rosario que baje una foto de la niña". Niega haber salido de su piso en toda la tarde. Insiste en que solo sale cuando Rosario le llama preguntando por la niña. Antes las había llamado a las dos, dice, pero nadie contestaba. De comisaría, dice, que sale solo. "Mi niña era muy juguetona y competía con el ascensor haber quien llega antes al sexto piso, por si se había caído". "Desgraciadamente no estaba allí". "Esperé que llegaran Rosario y el policía que la acompañó". 
10.57. La tarde de los hechos repite que cocinó y limpió, "algo que solía hacer siempre y que sorprendió a los agentes, no quiero saber como tendrán sus casa" y después, añade, que estuvo leyendo. "El sábado salí de casa a las 21.30h me había llamado Rosario para preguntar por la niña y esperamos a que llegara a mi casa". "Me empiezo a poner nervioso, ella era obediente, y bajé a la calle a buscarla unos minutos y voy a casa de Rosario y subo. Rosario estaba muy nerviosa, ya era todo anómalo". "Llamé al padre de una amiga de mi hija por si estuvieran con ella". "Llamamos a la madrina, que vino enseguida y bajo a la calle a buscarla muy nervioso porque era muy anómalo".
10.54. "Cuando se fueron fregué la loza y preparé algo de comida, como cada fin de semana, para tener tuppers toda la semana". "Hice albóndigas y fregué todo" y "me senté a leer un libro". Alfonso dice que estuvo en su casa hasta las 21.30-45h. "Contaba con que la niña cenara en mi casa el sábado de los hechos pero no cenó conmigo el viernes anterior". Dice que Rosario le llamó el viernes por la tarde para que la niña se quedara a dormir en su casa.
10.51. Vuelven al relato del día de los hechos. Se fueron las dos a las 17.15h, aunque después me dijeron que Rosario se quedó en el piso a fumar y la niña se fue sola. "Puede que en mi declaración del 27 de septiembre dijera que se marcharon juntas por mi estado". "Le repito que si lo pone ahí lo diría, dado mi estado, estaba detenido y en los calabozos, si tiene un mínimo de empatía..."
10.49. Le muestran la entrada de su apartamento, la entrada de la cocina y la habitación de Asunta. 
10.44. Alfonso narra el día de autos. "Esa noche duerme conmigo y se levanta a las 9.15h porque tiene que ir a clase de chino. A las 21.45 salgo de casa para ir a mi clase de inglés, que termino a las 11.30h". "Después fui a hacer la compra al mercado, voy a casa a dejar las cosas, sigo haciendo compras y a las 13.30 h voy a casa de nuevo a esperar que llegue Asunta. Cocino los champiñones, preparo la mesa, pongo entrantes y las 14.45 llega Rosario con los huevos frescos y hago el revuelto y comemos". "Al terminar de comer ellas se ausentaron, fueron de la cocina al salón, mientras recogía la cocina, soló barrí el suelo. Ellas se reían. Jugamos al continental hasta las 15.10h y la niña, como siempre nos ganó". 
10.42. Admite que se ocupaba de llevar el mercedes a que lo lavaran, pero señala que en verano, a mediados de agosto, lo hacía el mismo en Montoto en bañador. "Podemos decir Asunta, dejemos de decir el cadáver, por humanidad". No sabe que pasó con las alfombrillas de la parte de atrás del coche que no estaba cuando hallaron el cadáver de la niña.
10.39. El fiscal pide que le muestren un folio con mensajes de wasap del 18 de septiemre. Se lee: "Asunta esta cada vez mejor". A la pregunta de si ese mensaje lo mandó él responde: "Evidentemente, si lo pone aquí". "Iría a la casa de Rosario a ver a la niña y vi que estaba mejor; NO hago un dario de mi vida, era mi hija y pasaría por allí si estaba mala... igual es un delito. Alo mejor jugué a las cartas con ella y después iría al herbolario. Nos detenemos en unas cosas que me sorprenden".
10.36. No sabe quien fue a Montoto el martes 16 y no sabe quien la llevó. "No tenía conocimiento de ese dato". Dice que no sabe cuantas copias de las llaves hay. "Yo usaba las llaves que usábamos Rosario y yo cuando vivíamos juntos".
10.31. Admite que la niña durmió con su exmujer un día que Asunta tuvo fiebre y no fue a clase. Dice que la mañana del 18 de septiembre la "pasaría con la madre". Ese día, cuenta, Asunta fue a comer a su casa y lo hizo "con normalidad". Fue a un herbolario, Casa Ramírez, y allí le dijeron que fuera a una homeópata. Explica que comían las 14.30 ó 15.00h, pero no recuerda que día comieron ese día "porque no hace un excel para saber a qué hora comen cada día". No recuera si la niña estuvo con él toda la tarde. Niega que fuera a Montoto. Explica que lo hizo la mañana del viernes 13 a cambiar los absorveolores de los armarios tras pasar la ITV del coche. Dice que fue con la niña.
10.25. No recuerda que los profesores le comentara nada sobre el estado de la niña, pero dice que quizás tuviera alergia. Insiste en que le recetaron a la niña un inhalador nasal. Niega haberle dado a la niña polvos blancos. "Nunca le di nada que no le pudiera dar". "El 27 de septimbre llevaba 6 días llorando sin parar cuando la policía me detiene y pasó varios días en un calabozo que no es ni para ratas. "Seguro que dije eso en ese momento, pero si me preguntan en ese momento que era hijo del Papa también habría dicho que sí". Se refiere a su declaración, ya detenido, en la que admite que le dieron a la niña unos polvos blancos. "Sería el Aerius disuelto en agua".
10.22. Alfonso dice que Rosario le dijo que la niña no debería haber ido a clase de música. "A mi hija había que explicarle cualquier cosa, cada vez que la llevaba al dentista el doctor tenía que explicarle un buen rato lo que le iba a hacer en la boca". Alfonso no recuperda haber cambiado una clase de música del 22 al 23 de julio, aunque dice que la llevó y la recogió a música como hacía en el 90% de las veces. Tampoco recuerda algo significativo en esa ocasión como incidentes en clase. Alfonso señala que la llevó unos días antes al médico para ponerle una vacuna y pidió que le dieran un inhalador para la nariz.
10.18. Al llegar a la esucuela música le dijo al profesor que estaba con alergia pero ha querido venir, narra. "Cuando salía me encontré con la secretaria del curso y le dije que tuvieran paciencia y que si se ponía peor me llamaran". "Yo no le di Aerius, entiendo que se lo dio Rosario, yo en casa tenía Ebastel". Alfonso interrumpe al fiscal. "Nunca le dí orfidal, lo digo por si acaso". 
10.13. Alfonso muestra una actitud chulesca con el fiscal. Le pregunta por el episodio que se vivió con la niña en la escuela de música. Dice que la niña durmió en su casa. "El día anterior había pasado el fin de semana en Porto Novo, y vino muy mal de su alergia. Al día siguiente, Rosario me dice que se le puede dar antiestamínico, Aerius y se la dimos"."Por la tarde, Rosario me pide que la niña duerma en mi casa". "Por la mañana la niña estaba mareada, pero lo normal después de haber estornudado hasta 60 veces", pero la niña quiere ir a las clases de música.
10.09. "Touriño le prescribió orfidal y prozac a primeros de agosto en una consulta a la que le acompañé durante 10 minutos". Alfonso dice que él le pidió la cita con Touriño. Explica que le compró orfidal el 5 de julio y que poco después Rosario le dijo que la había perdido y que, por favor, le comprara más y eso hice. Alfonso señala que, a veces
10.05. Ven pruebas con las recetas expedidas en la seguridad a Alfonso Basterra: 125 comprimidos en julio. El día 5 de julio, el día del incidente que de madrugada, que detalló ayer mi mujer, y me pidió que le comprara algo para dormir. Llamé a Julio, un amigo nuestro médico, y me dijo que le comprara orfidal, además apunté el nombre y lo escribí con n al final". "Se los dí a mi mujer".
10.00. Comienza el interrogatorio a Alfonso Basterra, que admite haber ido al médico de cabecera a por orfidal en el mes de julio. Se muestra muy seguro y contundente en sus declaraciones. Explica que en la farmacia, como lo conocían, le dieron la medicación y unos días después pidió cita al médico para que le diera el orfidal y llevó la receta. Admite que retiró 50 pastillas a primeros de mes y 25 más a finales de mes.