Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alfie y Logan, dos gemelos completamente diferentes

gemelosFacebook

Los hermanos de cuatro años, Alfie y Logan no podían ser más diferentes desde hace 16 meses hasta el día de hoy. Alfie ama dinosaurios, los camiones de bomberos y coches, Logan sin embargo, prefiere vestidos brillantes de princesas, varitas y accesorios de la princesa Elsa.

Logan nació siendo un niño, pero él está tan seguro de que es una chica que su madre Emma ha tomado la decisión de dejarle vivir siendo quien él quiera ser. Durante los últimos 16 meses el pequeño ha estado usando los zapatos y los vestidos de chica, incluso se pinta las uñas de su color favorito, el rosa.
La madre comentaba que "al principio estaba un poco insegura. Cuando empezó diciendo que era una niña, pensé que era sólo una fase. Todavía es difícil asimilar del todo que mi hijo quiere ser una chica, pero ahora es parte de nuestra vida cotidiana".
No fue hasta que cumplió los 18 meses que Emma se dio cuenta de que podría ser más grave lo que le ocurría a Logan. "Yo siempre les había vestido idénticos, al igual que la gente hace con los gemelos. Pero un día Logan dijo, "Soy una niña, mamá, no un niño." Impresionada, Emma no sabía qué hacer y el comportamiento del pequeño cambió por completo. 
Un día la madre decidió comprarle unos zapatos de ballet y el pequeño volvió a comportarse mejor a medida que le traían más ropa de chica a casa, según publica el diario Daily Mirror.
Ahora toda la familia acepta la preferencia de Logan. "Si estamos fuera de compras, Alfie siempre que ve algo de niña dice, 'Oh, a Logan le va a gustar eso.' Ninguno de los niños lo ven como un problema el que su hermano se considere una chica."