Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una adolescente vende su virginidad

Aleexandra KhefrenInstagram

Alexandra Khefen ha puesto en venta su virginidad, y no es la única joven que la deja a manos de la red. Con tan sólo 18 años, la página que se encarga de "la venta" está utilizando a la chica como un objeto de compra, y su anuncio ya ha generado polémica.

"¡Alexandra tiene 18 años y es Virgen! Por supuesto, Cinderella Escorts comprobó su virginidad con un doctor. Pero el comprador también tiene la posibilidad de revisarla de nuevo con un médico de su confianza. La virginidad de Alexandra se venderá sólo en Cinderella Escorts. Esto por una suma récord de 1.000.000 euros. Es una "compra inmediata" no una subasta. ¿Por qué Alexandra está vendiendo su virginidad? Alexandra: "Ya estaba esperando mis 18 años, así finalmente podría vender mi virginidad, el dinero te da muchas oportunidades, puedo viajar alrededor del mundo, estudiar en una buena universidad. Hay tantas opciones y quiero usarlas ahora donde soy joven. Muchas chicas dan su virginidad para nada a un hombre que la deja después, eso no vale la pena. Así que quiero usar mi virginidad para algo que valga la pena. Algo que creará un futuro mejor para mí. Y creo que el dinero para esta subasta puede darme definitivamente una vida mejor".La venta tiene lugar en Alemania. El comprador puede elegir un Hotel aquí, donde Alexandra lo visitará por una Noche. Si desea comprar la subasta auténtica de su virginidad por favor envíenos un E-Mail".
Este es el terrible anuncio que acompaña a la fotografía de Alexandra Khefen, una joven de 18 años que ha decidido poner su virginidad a la venta. Y no es la única. Aunque sus padres están totalmente en contra, y según afirma Metro, no necesitan el dinero (todo lo contrario a lo que expresaba la joven), ella ha decidido hacer lo que desee con su cuerpo.