Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alerta en 30 provincias por fuertes vientos, nieve, oleaje y bajas temperaturas

Coches cubiertos de nieve en el puerto de Pajares, Asturiascuatro.com

Un total de 30 provincias tendrán activados este martes los avisos de riesgo (amarillo) o la alerta naranja por riesgo importante de fuertes vientos, nieve, oleaje y bajas temperaturas, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología. En concreto, estarán en alerta naranja las islas de Mallorca y Menorca por olas de 4 a 5 metros y vientos y  las islas canarias de La Gomera y de El Hierro, por fuertes vientos del noreste de hasta 90 kilómetros por hora.

En alerta amarilla se encontrarán las provincias andaluzas de Almería, Granada y Jaén por bajas temperaturas. En Huesca se activará el riesgo amarillo por fuertes vientos de hasta 80 kilómetros por hora y bajas temperaturas de hasta menos seis grados centígrados, así como en Teruel, donde también los termómetros estarán a bajo cero.
Asimismo, todas las islas canarias mantienen el riesgo amarillo por olas de hasta cuatro o cinco metros y fuertes rachas de viento en torno a los 75 kilómetros por hora.
Cantabria estará en alerta amarilla por nevadas, que podrían acumular los cinco centímetros de espesor en la zona de Cantabria del Ebro y en Liébana, así como bajas temperaturas de hasta ocho grados bajo cero en Cantabria del Ebro.
En Castilla-La Mancha las provincias de Cuenca y Guadalajara tendrán el riesgo amarillo activado ya que los termómetros podrían alcanzar los ocho grados negativos.
Mientras, en Castilla y León, Ávila registrará bajas temperaturas en torno a los siete grados negativos; Burgos, nieve hasta los cinco centímetros de espesor, vientos que soplarán los 80 kilómetros por hora y termómetros que descenderán hasta los siete puntos negativos; León con hasta cinco centímetro de nieve y termómetros en torno a los ocho grados bajo cero.
En la provincia de Palencia se esperan bajas temperaturas, en torno a los menos ocho grados, y una acumulación de nieve de 5 centímetros; en Salamanca, Zamora, Soria y Segovia se registrarán bajas temperaturas hasta los menos 7 grados.
En Lleida se esperan hasta 15 centímetros de espesor de nieve, menos seis grados centígrados y vientos que soplarán hasta los 80 kilómetros por hora.
En Madrid se esperan menos ocho grados centígrados; Navarra tendrá activada la alerta amarilla por vientos fuertes de hasta 80 kilómetros por hora; La Rioja espera cinco centímetros de espesor de nieve, temperaturas que rondarán los nueve grados bajo cero y rachas de viento de 80 kilómetros por hora; Lugo y Ourense estarán en alerta por temperaturas mínimas de hasta menos seis grados centígrados.
A su vez, las tres provincias del País Vasco estarán en alerta por nieve de hasta 4 centímetros, y además Álava podría registrar temperaturas cercanas a los menos seis grados centígrados. Asturias, por su parte, podría acumular hasta cinco centímetros de nieves y sus termómetros rozar los menos siete grados centígrados.
LA PREDICCIÓN
Con todo ello, la AEMET prevé cielos nubosos en el Cantábrico oriental y en la zona del Alto Ebro, con precipitaciones en general débiles que se pueden extender con menor probabilidad al resto del Cantábrico y a los sistemas montañosos de la mitad norte, un fenómeno que podría remitirse durante el día en el norte peninsular y en las islas Baleares.
También pueden ser probables las lluvias y los chubascos, que ocasionalmente pueden ir acompañados de tormenta en el litoral mediterráneo andaluz y en Melilla, y menos probablemente en el área del Estrecho. No se descarta alguna precipitación débil y ocasional en Baleares y en el norte de las islas Canarias de más relieve. Mientras, en el resto predominarán los cielos poco nubosos en el resto.
En cuanto a la cota de nieve, ésta oscilará entre los 300 y los 500 metros en el Cantábrico, y prácticamente en cualquier cota en los sistemas montañosos del interior peninsular.
Las temperaturas descenderán en la Península y en Baleares. Mientras, en las islas Canarias, apenas se registrarán cambios en los termómetros.
En todo caso, habrá heladas generalizadas en el interior peninsular, que serán menos probables en el suroeste, localmente fuertes en zonas de montaña.
A su vez, soplarán vientos de componente norte en la mayor parte del país, que serán fuertes en Canarias, Ampurdán, Pirineos y Menorca. Igualmente, existe la probabilidad de que se registren intervalos de intensidad fuerte en otras zonas de montaña de la Península, valle del Ebro y resto de Baleares. En general los vientos tenderán a amainar, excepto en Canarias donde se mantendrán fuertes.