Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alejandro Sanz hace vibrar a la ciudad de su padre en un apoteósico concierto

Alejandro Sanz hace vibrar a la ciudad de su padre en un apoteósico conciertoinformativos telecinco/ Agencias

El artista Alejandro Sanz tenía una cita marcada en rojo en su gira Sirope, su último trabajo. Era el concierto de Algeciras (Cádiz), ciudad natal de su padre y de la que es hijo adoptivo y ahora embajador.

Además, la figura de Paco de Lucía, obviamente, estaba muy presente en una cita que no defraudó a las más de 10.000 almas que abarrotaron el coso algecireño. Temas de su nuevo trabajo que se mezclaron con los clásicos como 'Corazón Partío', o un sólo de piano para brindar "en casa" como dijo, con 'Lo Ves'.
Pero sin duda el momento más emotivo llegó cuando Sanz invitó al escenario a Pepe de Lucía, hermano del genial guitarrista, a su prima y bailaora, Monika Bellido, y al artista local y amigo de su infancia, José Carlos Gómez. Los cuatro interpretaron el tema 'Adivínalo, Adivínalo de que pueblo soy'. Una canción que popularizó su padre, Jesús Sánchez, junto al Trío Juventud y que el cantautor adaptó el pasado año con motivo del pregón de la Feria Real que ofreció Juan Carlos Chaves, y que es el regalo que Sanz hizo a 'Los Especiales', el gentilicio popular de los algecireños.
El acompañamiento musical, sencillamente espectacular, el montaje y sobre todo la complicidad hicieron que la noche, como había anunciado el artista, fuese "especial" pese a "los nervios del inicio y la emoción", no en vano a Sanz se le escapó alguna lágrima evocando su juventud o recordando que el primer concierto que presenció, en directo, fue en el mismo recinto en el que anoche, una multitud, estaba entregada a él.
Entonces, sobre el escenario estaba Joan Manuel Serrat. "Soñé con estar aquí un día cantando", aseveró y ese sueño se hizo realidad en una noche para recordar.