Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

África necesita embalses, como los de España, para hacer frente a sequías que agudiza el cambio climático, según el WWC

Aconseja a España continuar con una política que contemple embalses, trasvases y desaladoras
El problema más acuciante a nivel mundial en materia de agua es aumentar la resistencia al cambio climático. Así lo ha apuntado el presidente del Consejo Mundial del Agua (WWC, por sus siglas en inglés), Benedito Braga. "La situación actual con la variabilidad del clima es todavía muy importante, ya que varios países de África están teniendo dificultades en sobrevivir porque no tienen agua almacenada, como por ejemplo España tiene", ha comentado.
Con motivo de la celebración de la Semana Mundial del Agua en Estocolmo, ha recordado que mejorar la capacidad de resistencia al cambio climático por la "creciente sequía" depende del nivel de infraestructuras de cada país.
Así, en una entrevista concedida a Europa Press, ha comparado California, que tiene un montón de infraestructuras como embalses para afrontar los prolongados periodos de sequía, por lo que el riesgo de su población no es grande, con algunos países de África, donde se puede observar una "perfecta correlación" entre lluvias torrenciales, pobreza y objetivos de desarrollo sostenible. "Los países con mayor riesgo son aquellos que no tienen las infraestructuras y reservas adecuadas para almacenar el agua cuando llega la sequía", ha indicado.
SIN GUERRAS DE AGUA PERO CON MIGRACIONES
Por otro lado, el máximo responsable de WWC, no espera que los conflictos por el agua vayan a llegar al nivel como para que haya guerras si se ponen en marcha las correctas medidas de gestión.
"Si dejamos cosas que se muevan como los negocios normales, podríamos tener que hacer frente a graves problemas de seguridad nacional", ha advertido.
En este sentido, ha subrayado que podrían producirse desplazamientos y migraciones internas si la gente no tiene agua para beber, si los ríos se secan o cambia el ecosistema y esto podría suceder si no se toman las medidas correctas para aumentar la capacidad de almacenar agua.
En todo caso, Braga quiere lanzar un "mensaje de optimismo" porque asegura que "es posible resolver los problemas del agua presentes y futuros" con dinero, ya que ha insistido en que hay "un montón" de recursos financieros, desde fondos de inversión, fondos soberanos y otros, por lo que "solo es cuestión de encontrar las acciones apropiadas" a poner en marcha y los modelos correctos para pedir prestado este dinero.
En este reto, ha dicho que la estrategia del World Water Council es subrayar la importancia de conseguir una financiación apropiada, especialmente para las ciudades, ya que el mundo estará "muy urbanizado en el futuro próximo".
Entre los retos de futuro de la organización ha manifestado que se centrarán en la Gobernanza, un asunto "muy importante" y que en ese sentido habrá que integrar los recursos hídricos, su gestión pero teniendo en cuenta los aspectos sociales, económicos y de calidad de las cuencas de los ríos, así como el medio ambiente y el cambio climático.
EMBALSES, TRASVASES Y DESALADORAS EN ESPAÑA
Braga considera que la cuestión del agua no es diferente en España respecto a otros países como Estados Unidos o Brasil, que también realizan trasvases intercuencas y donde se produce "un gran debate político" entre la cuenca donante y la cuenca receptora. Por ello, ha reclamado instituciones que gestionen el recurso de la forma más eficiente posible.
Así, el profesor y secretario de Estado de Sanidad y Recursos Hídricos de Sao Paulo (Brasil) considera que España ha dado "excelentes ejemplos al mundo" sobre la capacidad de incrementar sus reservas de agua y los embalses en todo el territorio.
También ha recordado que España tiene clima "muy estacional" de España, por lo que necesita contar con los embalses suficientes para reservar agua durante las épocas más lluviosas y utilizarla en beneficio de la población durante las épocas de sequía.
Por ello, cree que España "debería continuar con esta política" que no solo pasa por construir más embalses, sino por gestionarlos "correctamente" y contar con las instituciones adecuadas, así como mantener una operación de los embalses "muy eficiente".
Pese a todo, cree que "no hay una solución específica para el agua" y que "ninguna es mejor que otra" sino que se trata de "analizar las distintas opciones", desde desaladoras a trasvases como el Tajo-Segura, o los embalses. Braga ha elogiado también las políticas para la gestión y el uso eficiente del agua en la agricultura o en las ciudades.
"Se trata de una combinación de acciones que son las más interesantes desde el punto de vista económico y ambiental, las que menos impacto provoque entre las opciones que están delante. Todas las opciones son técnicamente factibles. Hay que mirar a los criterios económicos, sociales y de sostenibilidad ambiental", ha concluido.
Por otro lado, interrogado sobre los planes de cuenca españoles, que la Unión Europea ha instado a modificar, el máximo representante de esta plataforma mundial ha asegurado que la componente ambiental está en todas estas políticas y que "en la actualidad es imposible hacer un plan hidrológico sin tener en cuenta los criterios ambientales".
Braga también ha advertido que es "muy caro, pero necesario" mantener buenos estándar de calidad de agua en los ríos y masas de agua y por ello, hay que tener en cuenta "quién va a proporcionar el dinero para España, para que mantenga el nivel que marca la política de la Unión Europea".
Asimismo, se ha referido a "gran atención que requiere" la calidad del agua en las áreas urbanas de los países en desarrollo. Entre los retos en la materia ha instado a mejorar la sanidad, el tratamiento del agua y a incrementar la seguridad hídrica. "Esto es tan importante que se han creado mecanismos financieros para poner en marcha las acciones necesarias para mejorarla calidad del agua en los ríos urbanos", ha añadido.