Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia paraliza la adopción a 500 familias españolas

En su política homófoba el gobierno ruso ha paralizado las adopciones con aquellos países en los que está legalizado el matrimonio entre homosexuales. Quieren evitar que cualquiera de los niños que esperan familia en el extranjero terminen vivendo en un núcleo familiar "no apropiado". Primero prohibieron la adopción a gays y familias monoparentales y ahora, rizando el rizo, el Tribunal Supremo ha bloqueado los trámites al considerar el supuesto de readopción, en el caso de que a unos padres les quiten la custodia los servicios sociales y ese niño pueda terminar en el seno de una familia gay. El goberno ruso exige el compromiso de España de que se cumplan sus leyes y sólo reanudará las adopciones cuando se firme un nuevo convenio sobre adopción. Fuentes del Ministerio de Sanidad han confirmado a Atlas que el convenio se firmará previsiblemente el 3 de octubre con la visita de una delegación del gobierno ruso y se desbloqueará una situación en la que se encuentran inmersas 500 familias españolas.