Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adolescentes enganchados al juego

Jugar por primera vez y ganar es lo peor que le puede pasar a un chaval de 16 años. Porque ganar engancha y arruina. Es lo que le ha pasado a Juan, un adolescente que intenta huir de esa tentación que tiene a un click del ratón del ordenador. Según la Federación Española de Jugadores de Azar rehabilitados, el número de menores que acude a pedir ayuda ha aumentado en un 60% en los últimos años.