Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adiós a los ninis, hola al esfuerzo

Honrados, leales, generosos y comprometidos. Así se define la nueva generación de jóvenes, del nini, ni estudia ni trabaja, a la cultura del esfuerzo. La crisis ha cambiado sus valores, del consumismo extremo a la importancia por la estabilidad económica, trabajar a toda costa. Desconfían cada vez más de las instituciones. Mucho más tolerantes con la eutanasia o el matrimonio homosexual. Y sorprende que casi la mitad no ve mal la pena de muerte para delitos especialmente graves. En general aumenta su autoestima y sobre todo su felicidad. Del uno al diez puntúan su vida con notable alto.