Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activo un nuevo incendio en Chandrexa (Ourense) y controlado el de Boborás, con 600 hectáreas quemadas

Extinguidos los fuegos de O Barco y A Fonsagrada, y estabilizado el de Oímbra, en una ola que ya supera la de agosto
El ayuntamiento ourensano de Chandrexa de Queixa registra un incendio forestal que ya supera las 20 hectáreas quemadas, mientras que el de Boborás, localizado en las parroquias de Brués y Xurenzás, ha sido controlado sobre las 17,00 horas. Las últimas estimaciones sitúan en 600 las hectáreas quemadas, de las que 285 son de monte arbolado.
Según ha informado la Consellería de Medio Rural, en el control del fuego de Boborás han trabajado 36 agentes, 78 brigadas, 52 motobombas, dos palas, cinco helicópteros y dos aviones. También colaboran efectivos de Protección Civil y de Grupos de Emerxencia Supramunicipais.
Extinguido ha quedado este martes a las 19,05 horas el fuego de O Barco de Valdeorras, en la parroquia de O Barco, tras empezar a las 17,35 horas de la pasada jornada. Según las últimas estimaciones, afecta a una superficie de 25 hectáreas, de las que 20 son arboladas. Han trabajado en la extinción nueve agentes, 17 brigadas, siete motobombas y un helicóptero.
Previamente, sobre las 17,50 horas, quedó extinguido el incendio registrado en a Fonsagrada, en la parroquia de Paradavella, que había empezado sobre las 8,34 horas de este miércoles.
Según las últimas estimaciones, afecta una superficie de 104 hectáreas, de las que 44 son arboladas. En el lugar han trabajado un técnico, siete agentes, 28 brigadas, 21 motobombas, dos palas, seis helicópteros y tres aviones.
OLA VORAZ
La ola de incendios forestales que sufre Galicia desde este lunes es ya más voraz que la de la segunda semana de agosto, al haberse calcinado ya más de 7.000 hectáreas en tres días y medio, frente a las en torno a 6.000 que ardieron en ese mismo espacio de tiempo el mes pasado.
Así las cosas, al margen los fuegos ya mencionados, permanece decretada la denominada 'situación 2' por riesgo para las casas en el fuego de Entrimo (Ourense), que ha quemado 2.800 hectáreas, de ellas 700 arboladas.
Todavía en la provincia ourensana, la más castigada por la ola de incendios, en Oímbra las llamas arrasaron 2.035 hectáreas, en un fuego que ha sido estabilizado. También estabilizado, que no controlado, está el fuego de Monterrei, con 300 hectáreas calcinadas, de las que 250 son arboladas.
CONTROLADOS
Asimismo, al margen de Boborás, permanecen controlados el fuego registrado en Navia de Suarna (Lugo), en la parroquia de Rao, con una superficie afectada de 55 hectáreas, de las que 15 son de monte arbolado; y el de la parroquia de Requiás, en Muíños (Ourense), que afecta a una superficie de más de 800 hectáreas (50 arboladas), todas ellas dentro del Parque Natural do Xurés.
También ha quedado controlado a las 13,10 horas, el incendio de Lobeira, en la parroquia de A Fraga. Según las últimas estimaciones, la superficie afectada es de 75 hectáreas, de las que 19 son arboladas.
En O Carballiño también sigue controlado el fuego registrado en la parroquia de Lobás, cuya superficie afectada es de 40,8 hectáreas, de las que 38 son arboladas. También controlado está el incendio de Chantada, tras afectar a una superficie de 106,44 hectáreas, 49,14 arboladas.
Asimismo, en Boiro, en la parroquia de Bealo, quedó extinguido otro incendio a las 14,35 horas de este jueves, tras afectar a una superficie de 32 hectáreas, de las que 12 son arboladas.
El incendio forestal de Boiro, que arrasó 32 hectáreas, 12 de ellas arboladas, se ha dado por extinguido en la última hora. Esta localidad se vio muy afectada por la ola de agosto, con un gran fuego que obligó a desalojar viviendas.