Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El accidente ferroviario de Galicia llena de dolor a decenas de familias

Descarrilamiento mortal de un tren en Santiago de Compostelacuatro.com

La tragedia ferroviaria de Galicia ha golpeado con dureza a decenas de familias que ahora buscan una explicación para la pérdida de sus familiares más queridos. Alguno de ellos contaba con la notoriedad de ser el nieto de Isidoro Díaz, alcalde Bohonal de Ibor, localidad de Cáceres, o el hijo del cuñado del presidente de la  Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el diputado del PP José Ignacio Llorens. Pero, la inmesa mayoría eran ciudadanos anónimos que ahora dejan un profundo e irrellenable vacío a quienes quedan ahora dasamparados y sumidos en la tristeza.

José Ignacio Llorens, diputado popular y presidente de la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el diputado 'popular' J, ha confirmado este jueves que entre los al menos 80 fallecidos en el accidente ferroviario de Santiago de Compostela se encuentra uno de sus familiares. Con la voz entrecortada ha anunciado que se trataba del hijo de su cuñado.

En Cáceres, el Partido Popular de esta provincia se ha solidarizado con el alcalde del municipo de Bohonal de Ibor, Isidoro Díaz, quien ha perdido a su nieto. En su nota pública le han transmitido sus "más sentidas condolencias".

Otra de las víctimas de perfil más mediatico es la madre del político gallego líder de Converxencia XXI, Carlos Vázquez Padín, quien ha informado en su perfil de la red social 'Twitter' de la trágica noticia.  Precisamente, en un comunicado, la formación política que lidera Padín ha trasladado "su más sincero pésame" por el fallecimiento de su madre, que viajaba en el tren, y del que ya se ha ratificado la notificación de ser una de las víctimas mortales.

En Colmenar Viejo todavía no se creen que su querido parróco de 67 años, José María Romeral, haya fallecido en el accidente de Santiago. Romeral había cogido el Alvia con destino a Ferrol para pasar unos días con un amigo, dado que estaba de vacaciones. Los miembros de la congregación han recibido la noticia con consternación.

La pasión por la medicina es lo unía a David y a Laura, dos estudiantes de tercero de Medicina de la Universidad de Lérida. Él, extremeño y ella, gallega. Seguro que estarían camino de la patria chica de Laura para celebrar la festividad de Santiago cuando la tragedia se les cruzó en su camino. Ahora sus sueños de futuro se han quedado en eso y sus compañeros del Campus no han querido perder la ocasión de despedirles diciendo que: "Perdemos a dos grandes médicos pero, sobre todo, perdemos a dos grandes compañeros, a dos grandes personas".

El caso de los padres de F.J.G.L, un joven veterinario segoviano de 27 años es un ejemplo que ilustra lo ocurrido con muchos de los fallecidos en este accidente ferroviario. El fallecido permanecía en paradero desconocido tras el siniestro. Sus familiares se desplazaron hasta Galicia en su búsqueda, aunque sin éxito, por lo que temieron el fatal desenlace, hasta que este se confirmó. Por el momento se desconoce si la víctima montó en el tren en Segovia o en Madrid.

El alcalde del municipio orensano de Xunqueira de Ambía vive con el corazón desgarrado. Por una parte, el dolor por la muerte confirmada de un joven de su parroquia y, por otra, la esperanza de encontrar con vida a una amiga de ésta, Eva P.S. a la que tratan de localizar entre los heridos.

En Navaluenga, Ávila, las banderas del Consistorio ondean a media asta. La tragedia les ha golepado de distinta forma porque una mujer de 64 años ha fallecido entre el amasijo de hierro en el se convirtió el Alvia Madrid-Ferrol que descarriló a las nueve menos cuatro de la noche pero su marido se salvó y ahora se encuentra herido recuperándose en el hospital.

Hay una familia en el Grau de Gandía, Valencia, a la que la tragedia ferroviaria ha golpeado especialmente. El descarrilamineto se ha llevado al padre de una familia con cinco hijos.
En el mundo del deporte, la solidaridad también es infinita con todas las víctimas, sus familiares y amigos. Y sobre todos si son parte de este círculo. Es el caso del jugador del Deportivo de la Coruña, Juan Domínguez quien ha perdido a un primo y además tiene a un tío que también viajaba en ese tren y al que se está buscando.

Una localidad en la que se está viviendo de forma especialmente desgarradora este accidente de Santiago es en San Fernando, en Cádiz. Allí, cinco de sus vecinos, han fallecido cuando se desplazaban a la capital gallega para disfrutar de unos días de fiesta. Antonio, Rosa María, Ignacio, Francisco y Esperanza han sido los protagonistas del minuto de silencio que sus conciudadanos les han dedicado este jueves. Mientras tanto, Fátima y Pepa, que viajaban con ellos se recuperan en el hospital de las heridas que sufrieron en el accidentes aunque están fuera de peligro.

MDSPGL20130724_0016