Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aburto ve una "hipocresía social y política" afirmar que el incendio de un inmueble en Zorroza "se veía venir"

Sostiene que la situación interna del edificio incendiado sigue siendo de colapso por lo que será difícil conocer las causas del fuego
El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha sostenido que le parece una "hipocresía social y política" afirmar que lo vivido en Zorroza, donde cuatro personas fallecieron este fin de semana en el incendio de un inmueble, se veía venir y ha recalcado que "estaba proyectado derribar esa vivienda".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el primer edil se ha referido al incendio acaecido este sábado en el barrio bilbaíno de Zorroza en el que cuatro miembros de una familia fallecieron y cinco personas se encuentran aún ingresadas en centros hospitalarios.
Aburto ha reconocido que en los primeros momentos había grandes temores por la situación de algunos heridos, especialmente en lo que se refiere a los abuelos de la familia, que se encuentran en la unidad de grandes quemados, pero "la evolución está siendo favorable dentro de la gravedad". Asimismo, ha agradecido al consejero de Salud, Jon Darpón, y los servicios sanitarios toda la información recibida, que ha sido "constante".
Respecto a las posibles causas del fuego, ha incidido en que quien lleva la investigación es la Ertzaintza, pero "las dificultades son importantes" ya que la situación interna del edificio incendiado sigue siendo de colapso y este domingo aún no se había podido entrar en el inmueble.
"La investigación va a ser difícil", ha afirmado, para añadir que en estos momentos no tiene aun datos como para hablar de las causas y "conviene esperar".
Tras recalcar que cuando se producen cuatro muertos, "dos personas jóvenes y dos niños de corta edad con toda la vida por delante" se está ante una tragedia que "nos deja desolados", ha incidido en que se encuentra "entristecido pero también comprometido con esa zona en la que llevamos dos años trabajando".
"La zona es complicada y las actuaciones van a ser difíciles, pero el compromiso que vamos a desarrollar va a ser constante", ha afirmado, al tiempo que ha insistido en que estaba proyectado derribar esa vivienda.
En este sentido, ha afirmado que ya han sido "varias" las veces en que se ha reunido con la asociación de vecinos. "Me trasladaron que era la primera vez que se reunían con un alcalde y lo voy a seguir haciendo, a pesar de la hipocresía social y política que aparece en estos momentos donde parece que todo el mundo parece que sabía lo que iba a pasar", ha criticado.
Aburto ha valorado que en el pasado se ha ayudado "a estas familias con la electricidad o cuando les hemos dado de comer en situaciones difíciles". "Sé lo que se ha dicho en esos días. No hay más que tirar de hemeroteca pero lo que pasa es que tenemos una memoria a veces muy frágil", ha lamentado.
EXPROPIACIÓN
De este modo, ha aseverado que existe "un proceso iniciado" en dos de los inmuebles de la zona en donde consideran que la solución puede ser una expropiación que a las familias también "les puede hacer disponer de una cantidad de dinero fruto del justiprecio para poder desarrollar sus proyectos vitales".
"Cuando haya que realizarlo espero que esa solidaridad que hoy está a flor de fiel siga y sea constante", ha indicado, para añadir que estos días ha escuchado cosas en las que prefiere "no ahondar", ya que lo importante es que tenemos cuatro fallecidos.
Por ello, ha lamentado que "a veces desviamos la atención hacia otras cosas cuando realmente lo que debiéramos es todos estar consternados". "Me parece hipocresía decir que esto se veía venir. Sobre todo cuando se dice con quienes había desarrollado proyectos de cómo actuar", ha añadido.
En este contexto, ha recordado que el edificio no se había derribado porque un proceso de expropiación "no se hace de la noche a la mañana sino que requiere de unos procedimientos sobre los que se trabajaba y que van a continuar".
Asimismo, ha indicado que la vivienda incendiada es propiedad "mayoritariamente de los propios vecinos" y cree que no estaba fuera de ordenación. "Hace meses se actualizó la instalación eléctrica con una licencia de obras tramitada por el ayuntamiento para que las familias tuvieran luz", ha expresado.
OTRAS ZONAS
Por otro lado, ha reconocido que existen algunas zonas de la capital vizcaína que le preocupan por contar con viviendas en malas condiciones, pero no cree que sean "mayoritarias, ni mucho menos".
"Sabemos lo que ocurre en alguna zona como el entorno de Ollerías, un punto concreto en Rekalde y poco más... vamos a trabajar de manera decidida por la cohesión social y urbana", ha insistido.
De este modo, y en lo que respecta a la situación generada en Zorroza, se ha mostrado seguro de que el Ayuntamiento estará "a la altura de las circunstancias".
"Me he puesto en contacto con el entorno de las familias para trasladarles mis condolencias, solidaridad y que quiero mantener un contacto con ellos", ha afirmado.
Por último, ha recordado que se trata de un problema que lleva 30 años, mientras que él lleva dos como alcalde. "No rehuyo ninguna responsabilidad pero se trata de un problema que viene muy de largo. Seguramente antes de que termine el año le daremos a la situación una solución más concreta", ha finalizado.