Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos creen que los cortes en el AVE se han debido a un acto de sabotaje

Ha sido entre Vilafranca del Penedès y Gelida. Sobre las ocho de la mañana. Alguien ha cortado la fibra óptica en ambas direcciones. Consecuencia: la caída del sistema informático que regula todo el tráfico de trenes AVE. La seguridad, en jaque. Y Renfe, que enseguida toma una decisión: la suspensión del tráfico ferroviario entre Figueres y Vilafranca. La circulación de trenes paralizada cuatro horas en este tramo. El que va de Vilafranca del Penedès, donde se ha producido el corte, a Figueres. Afectadas, por lo tanto, las estaciones intermedias de Barcelona Sants y Girona. Los Mossos d'Esquadra barajaban varias hipótesis. Primero, un error en el intento fallido de robar cable de cobre. Aunque al final nadie se ha llevado nada. Así que ahora la principal hipótesis es un acto de sabotaje. Horas después, los técnicos han conseguido restablecer la conexión en la red de comunicaciones. Aunque no ha sido hasta más tarde que se ha restablecido el tráfico. En total, 30 trenes afectados en la línea de AVE más transitada el país: la que une Madrid y Barcelona.